Sabores Criollos

Receta de galletitas de miel 

Blanca Cotta propone usar la miel para hacer delicias aptas para todo público. Dedicadas a sus lectores, sus queridos “amigos invisibles”.

 

Hoy quiero polemizar con Paul Valéry, el autor de la frase Ser uno mismo, pero… ¿y vale la pena? Yo le aseguro que sí. Después de soñar varios destinos, cuando la realidad me ubicó en la cocina, lo primero que me propuse fue tender, a través de ella, un diálogo sincero con usted y mostrarme tal como soy. Viajar desde mi pequeño mundo hasta el suyo. Desde mi humor, mis delirios, mi experiencia, mis dibujitos, desde la vida. Y dialogamos a la distancia y fuimos tejiendo una mágica amistad que aflora como un río subterráneo emocionándome hasta las lágrimas cada vez que me cruzo con alguno de mis amigos/as invisibles y nos abrazamos en “vivo y en directo”.

Con mis lectores, dialogamos a la distancia y tejemos una mágica amistad.

Pienso que mis lectores y yo nos identificamos por el gusto por la cocina y también a través de las frases y reflexiones que acostumbro deslizar entre mis recetas. Gracias por estar siempre presentes y quererme como soy. Ahora les propongo que empecemos octubre con una frase más afortunada que la de Valéry. Es de Baudelaire: Hay mañanas en las que uno abre la ventana y tiene la impresión de que el día lo estaba esperando. ¿Le cuento ahora las últimas galletitas de miel que inventé para ir ensayando las famosas galletitas navideñas? Anote.

Cómo cocinar galletitas de miel

1. La preparación

Bata 50 gramos de manteca con 1/2 taza de azúcar negra. Agregue 1/2 taza de miel. Tamice 1 y 1/2 tazas de harina con 1 cdita. de bicarbonato de sodio, 1/2 cdita. de canela, 1/4 de cdita. de jengibre molido y otra especia a su gusto, más 1 cdita. de sal.

2. La mezcla

Agregue lo tamizado al batido de manteca y súmele apenitas de agua hasta formar una masa tierna.

3. La cocción

Estire, recorte las galletitas con la forma que desee y hornéelas sobre placas enmantecadas. Una vez cocidas, póngalas sobre algo plano para que no se arqueen.

Fuente : Revista Viva

Acerca del Autor

Rosario Perriere

Rosario Perriere

Comentar

Click aca para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *