Sabores Criollos

Pequeños grandes cuidados para unas felices fiestas

El Senasa recomienda una serie de pautas para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos con el fin de que los consumidores pasen las celebraciones saludables.

La fiesta de fin de año está muy cerca y por las altas temperaturas en esta época de verano es importante tomar ciertos recaudos a la hora de planificar, elaborar y guardar la cena del 31 de diciembre o el almuerzo del 1° día del año nuevo. Una incorrecta manipulación de las carnes y vegetales sin los recaudos necesarios de su refrigeración contribuye a que, en ocasiones, se cumplan las condiciones para que se produzcan sorpresas poco gratas como las intoxicaciones alimentarias. Estas se conocen como enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) y se pueden evitar con unas sencillas reglas de consumo responsable.

Una de estas enfermedades es el síndrome urémico hemolítico (SUH), causada por algunas cepas de la bacteria Escherichia coli que suele estar presente en la materia fecal de animales y personas, y que afecta el sistema renal y urinario de los humanos.

Por eso, en el marco de la campaña “SUH: pequeños grandes cuidados” el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) advierte sobre los potenciales riesgos que pueden ocurrir por el consumo de alimentos en estas fechas y recomienda una serie de prácticas para prevenirlos.

Al hacer las compras

Organice su salida de compras y haga una lista.

Deje para el final de la compra los alimentos congelados y perecederos. Por ejemplo, leche, queso, pescado, carne, etcétera.

No coloque en el mismo lugar la comida preparada y caliente con productos frescos o congelados.

No permita que entren en contacto con productos de limpieza.

Exija información, seguridad e higiene en los alimentos frescos y envasados que consume.

Compre productos con rótulos, léalos atentamente y rechace los productos vencidos.

Observe que se mantenga la cadena de frío en productos refrigerados o congelados.

No compre alimentos con sus envases rotos, deformados, sucios o con perdidas de contenido.

No adquiera frascos o botellas con fisuras o daños en la boca o tapas flojas.

Hábitos saludables en la cocina

Utilice siempre utensilios limpios.

Tome los cubiertos solo por sus mangos.

No emplee utensilios usados en otro alimento sin lavarlos previamente.

Evite tocar la comida con las manos si no están limpias.

Mantenga la higiene

Lávese las manos antes y durante la preparación de alimentos y después de ir al baño.

Lave y desinfecte las superficies, utensilios y equipos antes y después de cocinar.

Use agua y alimentos seguros.

Lave las frutas y las hortalizas minuciosamente.

No utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.

Conserve la cadena de frío de los alimentos que va a consumir

Separe los alimentos crudos de los cocidos

Mantenga y conserve los alimentos crudos separados entre sí, y a su vez de los cocidos y de los listos para consumir.

No almacene productos cárnicos crudos de diferentes especies en contacto directo entre sí.

Use equipos y utensilios diferentes para manipular alimentos crudos y cocidos.

No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas.

No descongele los alimentos a temperatura ambiente

Nunca vuelva a congelar algo ya descongelado.

Evitemos el síndrome urémico hemolítico con estos pequeños grandes cuidados.

Acerca del Autor

Rosario Perriere

Rosario Perriere

Comentar

Click aca para comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Contact Person WhatsApp Mensajes
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente