Destacada Río Adentro

El Delta del Paraná y un compromiso para garantizar su conservación y uso racional

Los humedales cumplen un rol importante como reservorio de biodiversidad y brindan alimento, refugio y sitios de reproducción a numerosas especies de peces y de aves. El Sitio Ramsar Delta del Paraná fue designado como humedal de importancia internacional en octubre de 2015. Su superficie total, perteneciente a la jurisdicción de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe, es de 243.126 ha e incluye dos Parques Nacionales: el PN Pre Delta e Islas de Santa Fe. INTA integra el Comité Intersectorial de Manejo que garantiza con su accionar el uso racional de sus recursos.
Compartir:

Para la gestión del Sitio Ramsar Delta del Paraná se constituyó en junio de 2017, el Comité Intersectorial de Manejo que funciona a través de un Comité de Gestión ejecutivo y de Comités Técnicos asesores. Estas estructuras están conformadas por actores gubernamentales y no gubernamentales que representan sectores diversos entre los que se integra el INTA a través de la EEA Paraná. Este comité acordó iniciar un primer ciclo de planificación para su manejo.

En el marco de este proceso se realizaron reuniones de trabajo con el objetivo de definir acciones participativas vinculadas al uso racional del Sitio y conformar el Comité Técnico Asesor específico para el sector de la producción.

Además se desarrolló un taller consultivo con el fin de realizar un diagnóstico situacional del Sitio Ramsar Delta del Paraná, considerando los valores que justificaron su designación como humedal de importancia internacional y los valores de conservación. Se trabajó en grupos para identificar las amenazas, daños, presiones o conflictos que afectan los valores de conservación del Sitio, las causas que los originan y los actores vinculados a ellas.

Se utilizaron mapas del área para ubicar las amenazas o daños identificados. Finalmente se compartieron en plenario los resultados del trabajo en grupos y se pautaron las próximas acciones.

En esta actividad participaron pobladores de la zona, funcionarios provinciales de las áreas de Ambiente y Producción de Santa Fe y Entre Ríos, técnicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, representantes del Concejo Municipal de Coronda, técnicos del INTA, investigadores de distintas unidades académicas y de CONICET (UNER, UADER, UNR, UNSAM, UBA) y representantes de organizaciones civiles como Taller Ecologista, Surcando la Memoria Campesina, Fundación Hábitat y Desarrollo, El Paraná no se Toca, Fundación Cauce, Fundación Humedales.

¿Qué es un Sitio Ramsar?

La Convención sobre los Humedales, llamada la Convención de Ramsar, es un tratado intergubernamental que sirve de marco para la acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos mediante acciones locales, regionales y nacionales como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo.

La conservación de los humedales, así como su uso sostenible y el de sus recursos, se hallan en el centro del “uso racional” en beneficio de la humanidad.

En Argentina, la Convención entró en vigor en 1992 y nuestro país cuenta en la actualidad con 23 Sitios Ramsar. En el caso del Sitio Ramsar Delta del Paraná, comprende humedales continentales de origen fluvial asociados a la llanura de inundación del río Paraná, en sus tramos medio e inferior. En el cauce principal hay bancos de arena e islas, las de mayor superficie rondan las 1.000 ha. Se destacan grandes lagunas que tienen escasa profundidad (2 a 3 m en aguas medias) y gran elasticidad, características relevantes para la reproducción, cría y desarrollo de peces importantes para la actividad pesquera. Las más extensas tienen alrededor de 20.000 ha, como la laguna Coronda.

El río actúa como corredor biogeográfico y por esta razón conviven especies de regiones tropicales, subtropicales y templadas; las comunidades vegetales y la fauna están adaptadas a la dinámica espacio-temporal impuesta por el régimen de pulsos de inundación y sequía.

Numerosas especies de la fauna son emblemáticas o de importancia cultural, otras son utilizadas en la región con fines comerciales, cinegéticos y recreativos, constituyendo un recurso económico para los pobladores (animales peleteros, peces). Las comunidades vegetales sustentan la ganadería extensiva y son materia prima para las producciones familiares.

En el Sitio Ramsar viven familias o grupos dispersos que se dedican fundamentalmente a la pesca, caza, ganadería y apicultura. Las actividades productivas tradicionales de las familias isleñas son diversas, artesanales, de pequeña escala y dependen fuertemente del medio natural.

El Paraná y otros cauces menores, como el río Coronda, son vías de navegación comercial y constituyen el principal suministro de agua para consumo humano y riego de las ciudades aledañas. El valor escénico de estos humedales y sus recursos naturales y culturales sustentan el turismo y actividades recreativas y deportivas en las localidades cercanas al Sitio (Diamante, Coronda, Gaboto).

Fuente: INTA

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat