Dios en la Tierra

Hoy se conmemora a los beatos colombianos de San Juan de Dios, martirizados en España

Miércoles de la quinta semana de Cuaresma. Comentario del día : San Juan Crisóstomo. Actuar como Abrahán. Evangelio según San Juan 8,31-42.

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: “Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos: conocerán la verdad y la verdad los hará libres”.

Ellos le respondieron: “Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?”.

Jesús les respondió: “Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.

El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.

Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.

Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.

Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre”.

Ellos le replicaron: “Nuestro padre es Abraham”. Y Jesús les dijo: “Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.

Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso.

Pero ustedes obran como su padre”. Ellos le dijeron: “Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios”. Jesús prosiguió:

“Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.

Amén

Hoy se conmemora a los beatos colombianos de San Juan de Dios, martirizados en España

Hoy se recuerda a los siete jóvenes colombianos de la Comunidad de San Juan de Dios que fueron asesinados en España por comunistas y anarquistas tras el levantamiento del General Francisco Franco en 1936.

Los nombres de los mártires, que estaban estudiando y trabajando en España para ayudar a quienes padecían de enfermedades mentales y abandono, eran Juan Bautista Velásquez, Esteban Maya, Melquiades Ramírez de Sonsón, Eugenio Ramírez, Rubén de Jesús López, Arturo Ayala y Gaspar Páez Perdomo de Tello.

Desde 1934 España estaba convulsionada por una cruel persecución a católicos por parte de comunistas, masones y la extrema izquierda. En pocos meses fueron destruidos en España más de mil templos católicos y otros dos mil dañados. Desde 1936 hasta 1939, los comunistas españoles asesinaron a 4 100 sacerdotes, 2 300 religiosos, 283 religiosas y miles de laicos.

Entre las víctimas se encontraban estos siete jóvenes de la Comunidad de San Juan de Dios, que habían sido enviados a España a perfeccionar sus estudios de enfermería y a asistir a los enfermos que vivían en un centro médicos ubicado en Ciempozuelos, cerca de Madrid.

A aquel lugar llegó el gobierno comunista español para ordenarles que abandonen sus labores y las dejen en manos de empleados marxistas (desconocedores de la medicina y de la dirección de centros médicos). Tras este suceso los jóvenes fueron hechos prisioneros y llevados a una cárcel de Madrid.

La cancillería colombiana en el país pudo intervenir y consiguió que los jóvenes sean puestos en libertad. Además, su comunidad gestionó los pasajes y viáticos para su retorno a Colombia.

No obstante, antes de abordar el tren que los transportaría a Barcelona, de donde partirían a Colombia, oficiales del gobierno comunista español los asesinaron. El Dr. Ignacio Ortiz Lozano, Cónsul de Colombia en España, los identificó en el Hospital Clínico del país y dio aviso a la congregación religiosa.

Pese a las protestas por parte del gobierno colombiano y de la cancillería en España, el gobierno comunista no realizó ninguna investigación pertinente, dejando sin castigo a los responsables del asesinato.

El Papa Juan Pablo II beatificó a los siete religiosos en 1992, convirtiéndose en los primeros beatos del país latinoamericano.

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat