Dios en la Tierra

Hoy se conmemora a Santa Matilde, Reina de Alemania

Jueves de la primera semana de Cuaresma. El santoral recuerda a Santa Matilde Alemania. Comentario del día : Santa Isabel de la Trinidad.“El Príncipe de la Paz”.Evangelio según San Mateo 7,7-12.

Jesús dijo a sus discípulos:

Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá.

Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá.

¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra?

¿O si le pide un pez, le da una serpiente?

Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan!

Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.

Amén y ¡ adelante !

Hoy se conmemora a Santa Matilde, Reina de Alemania

Santa Matilde fue la primera reina de Alemania (siglo X) y se caracterizó por ser humilde, piadosa y caritativa con los oprimidos. Apoyó y mandó a construir muchas iglesias y monasterios como los de Quedlinburg, Nordhausen, Engern y Poehlden.

Además fue descendiente del famoso guerrero Widukind, capitán de los sajones que batallaron contra Carlomagno (siglo XIII), e hija de Dietrich, duque de Westfalia y Reinhild (actual Alemania).

Desde niña fue educada por las monjas del convento de Erfurt y adquirió numerosas virtudes cristianas. Se casó muy joven con Enrique I, que en el 912 se convertiría en duque de Sajonia, y tuvieron un matrimonio excepcionalmente feliz.

En el 918 su esposo fue escogido para suceder al rey de Francia Orientalis, Conrado I. Fue así que Enrique I se convirtió en el primer rey alemán de la dinastía sajona, y por ello se le considera como fundador y primer rey del estado alemán medieval.

Matilde se convirtió en reina pero nunca dejó sus modos humildes y piadosos de vivir como el repartir limosna a los pobres. En el palacio real atendía a todos y ninguna persona en busca de ayuda se iba sin ser atendido.

Después de 23 años de matrimonio quedó viuda, y ofreció desprenderse de todas sus joyas y brillantes por el alma de su esposo fallecido.

Sus últimos años los pasó dedicada a fundar conventos y a repartir limosnas a los pobres, y cuando cumplió 70 años se dispuso a pasar a la eternidad y repartió entre los más necesitados todo lo que tenía.

Murió en el 968 en el convento de San Servacio y San Dionisio en Quedlinburg, y fue sepultada allí al lado de su esposo. Fue venerada como santa inmediatamente luego de su muerte. Su festividad es el 14 de marzo.

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat