Opinión

La importancia de la gestión sostenible del agua

El mundo necesita producir aproximadamente un 60 por ciento más de alimentos para el año 2050 para garantizar la seguridad alimentaria mundial, y debe hacerlo al tiempo que conserva y mejora la base de recursos naturales. El agua es un insumo importante en la provisión de alimentos, desde la producción en el campo hasta todos los pasos en la cadena de valor. También se requiere agua para satisfacer las necesidades personales y domésticas, para la producción industrial y de energía, y para mantener ecosistemas y servicios ecosistémicos dependientes del agua. Sin embargo, con el aumento de la demanda y la competencia por el agua, los recursos hídricos del planeta están sometidos a un estrés cada vez mayor debido al cambio climático, la mala gestión y la contaminación.

La agricultura es la clave para lograr con éxito los objetivos y aspiraciones articulados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París sobre cambio climático. También es crucial para los medios de subsistencia de cientos de millones de pequeños agricultores y comunidades rurales de todo el mundo.

Los agricultores deben estar en el centro de cualquier proceso de cambio en la agricultura. A través de políticas apropiadas que proporcionan incentivos y aseguran una gobernanza efectiva, los agricultores pueden ser empoderados para conservar la biodiversidad, proteger los ecosistemas y minimizar los impactos ambientales.

Las instituciones de riego deben responder a las necesidades de los agricultores. Garantizar la entrega confiable de agua suficiente, aumentar la transparencia de la gestión del riego y lograr eficiencia y equidad en el acceso al agua probablemente requiera cambios en las actitudes de las instituciones y los agricultores, así como inversiones específicas en modernización de la infraestructura, reestructuración institucional y la mejora de las capacidades técnicas de los agricultores y los gestores del agua.

Los países han identificado a la agricultura como un importante sector de intervención en sus contribuciones determinadas a nivel nacional a la mitigación del cambio climático, y muchos han colocado el agua en la parte superior de la lista para las medidas de adaptación previstas.

Conformado por estos nuevos desafíos, el programa de agua de la FAO está respondiendo de manera decisiva a las necesidades de sus países miembros.

Fuente : FAO

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat WhatsApp Mensajes