Río Adentro

Mortandad de peces: Un informe oficial confirma que es por falta de oxígeno

Compartir:

El informe del Biólogo Danilo Demonte de la Dirección General de Manejo Sustentable de los Recursos Pesqueros, confirma con respecto a la mortandad observada el 3 de enero en Romang, departamento San Javier de Santa Fe, fue causada principalmente por la gran escasez de oxígeno disuelto, que estaría provocada por el gran aumento del caudal produjeron el arrastre de materia orgánica particulada y disuelta. En la descomposición de esta materia orgánica, favorecida por la alta temperatura del agua (>28°C), se consume rápidamente el oxígeno presente en el agua, alcanzando porcentajes de saturación que oscilan en el 20 %. (bajos). Para confirmar la ausencia de algún factor concomitante secundario, se esperan los resultados de laboratorio.

Los peces muertos se comenzaron a ver en el balneario el día lunes 29 enero, fecha tomada como inicio de la mortandad de los peces. Se cuantificaron 339 peces, en 30 metros, la playa tiene 100 metros. Al menos había, 1300 peces muertos en los 100 metros de playa. Todos los días se saca elmismo número, desde hace 6 días, estos datos nos da un valor 7800 individuos.

Según la información meteorológica compilada del SMN estación Reconquista y los datos obtenidos del Nivel Hidrométrico del Rio Paraná, se podría deducir que las lagunas presentes en esa zona de islas, se encontraban desconectadas de los ambientes loticos desde fines desde noviembre del año 2017.

“Próximo al 22 de enero del corriente año, el río Paraná, comenzó a subir su nivel en esta latitud y junto al agua de lluvia caída en el límite Norte de nuestra Provincia y Chaco, llovieron mas de 200mm entre el 14 y 21 de enero, esto provocó que se incremente el nivel de los ríos secundarios de la llanura de inundación, entre ellos el Río San Javier, haciendo que el mismo, desborde sobre las lagunas volviendo a establecer la conexión de las mismas”, indica el informe oficial.

“Estas lagunas venían de más de 50 días de aislamiento, con alta influencia del sol y muy pocas precipitaciones, lo que provoco la consiguiente reducción da la superficie inundada de las mismas. Los peces en ellas, estarían en situación de estrés, ya que se concentra la biomasa de los mismos, disminuyendo así el oxígeno disponible por individuo.

Además las altas temperaturas también reducen el oxígeno disponible en el agua, al mismo tiempo que estimula el metabolismo de los peces y de los organismos descomponedores de materia orgánica.

Esto inicia la mortandad dentro de la laguna, el agua de lluvia caída en las costas aguas arriba durante su escorrentía, arrastra materia orgánica en suspensión, lo que tiende a disminuir la concentración del oxígeno de la misma, por lo tanto cuando ingresa a las lagunas no se convierte en un alivio, sino que además de no ser ricas en oxígeno, probablemente tengan una concentración diferente de soluto que incrementen más el estrés sobre los órganos respiratorio que son la branquias. Al incrementarse el nivel del agua, los peces muertos hace días, o moribundos, son arrastrado fuera de la laguna y transportados agua abajo. Esto claramente incrementan el déficit de oxigeno de esta masa de agua”.

Es necesario destacar que el proceso ocurre en la zona de la llanura, que no está inmediatamente próxima al Paraná, sino separada por algunos kilómetros, lo que hace que el agua del sistema pase de lagunas a riachos secundarios y luego a otras lagunas, y así sucesivamente, todas tienen características semejantes, con materia orgánica en el fondo que puede ser oxidada. El Cauce Principal, pareciera no volcar sus aguas hacia el interior de llanura, (se las observa claras, con poco sedimento) o no al menos con la fuerza requerida, probablemente por colmatación de los cursos de aguas secundarios (naturalmente o antrópicamente), dificultando se atenuar el efecto de esta masa de agua de lluvia.

La materia orgánica que produce la disminución del oxígeno por oxidación puede ser de diferentes orígenes, ya sea por el transporte de la materia orgánica, acumulada en las propias superficies de las islas, por los sedimentos expuesto antes de la creciente, o ya sea por lavado de campos con suelos expuesto por la actividad agrícola, lavado de superficie altamente abonadas por las actividades pecuarias, o por conexión de napas freáticas contaminadas.
Distinguir estas fuentes es algo difícil, y la proporción que aporta cada una de las mismas a la materia orgánica oxidable, es aún más complicado. Posiblemente un sistema de monitoreo continuo ayudaría a dilucidar estas interrogantes.

Las condiciones que generaron el proceso, la creciente, las altas temperaturas, alta disponibilidad de materia orgánica (peces muertos y otros restos vegetales), hace suponer que al menos en esta zona el proceso continuara hasta que baje el San Javier y se vuelvan a aislar las lagunas (la oxidación será dentro de las mismas, y la mortandad continuará, no se verá); o que el Paraná logre volcar sus aguas con mayor fuerza al sistema de la llanura diluyendo la masa de agua de lluvia.

Compartir:

Acerca del Autor

Rosario Perriere

Rosario Perriere

Comentar

Click aca para comentar

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat