Destacada Economías Regionales

10 familias de María Grande hacen producción agroecológica y venden el excedente

Un conjunto de productores hortícolas de María Grande y localidades cercanas, integra un Grupo de Abastecimiento Local acompañados por el Programa ProHuerta del MSyDS y el INTA. A través de este espacio reciben asesoramiento técnico para incrementar la autoproducción de alimentos frescos, afianzan los vínculos de confianza entre los integrantes, comparten inquietudes y resuelven juntos las problemáticas comunes en aspectos productivos y comerciales.

El GAL de María Grande actualmente está integrado por diez productores hortícolas de la localidad de María Grande, María Grande 2do, El Palenque, Curtiembre, La Colmena, El Pingo, Sosa y Santa Luisa.

Se trata de productores familiares diversificados, donde la actividad principal en su mayoría es la ganadera, siendo la actividad hortícola una producción secundaria en sus predios.

La mayoría de estas familias producen bajo un sistema agroecológico en transición y comercializan los excedentes a través de una feria local y con ventas directas en sus propios establecimientos. Este proceso de trabajo mancomunado surge a partir de la necesidad de un grupo de familias de incorporar maquinarias para la preparación del suelo hortícola y aumentar la superficie del establecimiento dedicada a la horticultura.

Mediante un proyecto especial del programa ProHuerta obtuvieron un motocultivador que les facilitó en gran medida las labores y fue un impulso para producir a mayor escala. Con el paso del tiempo, se fueron sumando nuevos integrantes, que comparten los mismos intereses como producir alimentos frescos de una manera armoniosa con el ambiente, y generar nuevos canales de venta que permitan llegar directamente al consumidor.

Desde el INTA María Grande y el ProHuerta se acompaña a cada uno de los integrantes en el asesoramiento continuo hacia una producción agroecológica con la aplicación de buenas prácticas. Entre las actividades que se plantean y desarrollan mensualmente, los integrantes destacan las visitas a cada uno de los establecimientos y las reuniones grupales. Además, recatan la participación en la feria local que se realiza el segundo sábado de cada mes en la ciudad de María Grande, integrada productores y artesanos de la localidad.

Este espacio les permite comercializar la producción de manera directa con los consumidores, obteniendo un mejor precio de venta por sus productos.

Alberto Casco, uno de los integrantes del GAL comenta que empezaron con la actividad en el 2013: “a pala”.

Con la ayuda de las herramientas y el asesoramiento técnico brindado por los técnicos del ProHuerta y el INTA María Grande, el intercambio y contención de los compañeros del grupo, Alberto siente que va avanzando e incrementando su producción. “Hacemos de todo un poco, este año tenemos cebollín, unas 3000 lechugas, 2 mil y algo de repollo, tenemos perejil, espinaca. Lo hacemos porque nos gusta, aparte de la ayuda que nos dan, vamos adelantando cada vez más”.

Alberto es otro horticultor familiar entrerriano que trabaja, día a día, apostando por más, y que con el apoyo de programas estatales y el caminar codo a codo con otros pares, ve crecer su huerta, su labor y sus sueños…es otra historia digna de ser contada.

Fuente: INTA

DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat