Agricultura Destacada

Alturas hidrométricas, reservas hídricas y escurrimiento superficial

Informe semanal de la Dirección de Riesgo y Emergencia Agropecuaria / Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA).

 Sólo se registraron lluvias de más de 20mm en Buenos Aires y La Plata.

 Las temperaturas negativas afectaron a la mayor parte del país, aunque todavía es normal para la época del año.

 Las reservas de agua en el suelo en la mayor parte del área triguera siguen siendo adecuadas a óptimas, con reducción de áreas con excesos hídricos.

 Se espera una semana con precipitaciones en general escasas o nulas y con bajas temperaturas.

 Se mantiene la alerta por bajante extraordinaria en el Río Paraná.

Los mapas corresponden a la estimación de contenido de agua en el primer metro de suelo para TRIGO. 

 Debido a las escasas precipitaciones recibidas, se ven reducidas las áreas con excesos hídricos en la provincia de Entre Ríos, aunque no se habrían eliminado por completo, sobre todo al este.

 Lo mismo se observaría en el este de Santa Fe y, en menor medida, en el noreste de Buenos Aires.

 En el sudeste bonaerense no ha habido lluvias, sin embargo, se estiman sectores con reservas excesivas para lotes de trigo.

 Áreas clasificadas con reservas escasas en el sudoeste bonaerense pasaron a déficit hídrico, lo mismo que en Santiago del Estero, aunque no se dispone de información meteorológica adecuada de esta última provincia.

RIESGO DE EXCESOS HÍDRICOS (a 7 días)

Predominan ampliamente las localidades de seguimiento clasificadas con riesgo bajo de excesos en los próximos 7 días. Sólo se ven puntos fuera de esta categoría en el este del área analizada, lo cual es normal para la época del año. La mayor parte de los puntos clasificados con riesgo alto se ubican sobre la margen del Uruguay y en el sudeste bonaerense. Las únicas localidades clasificadas con riesgo muy alto son Paso de los Libres y Mar del Plata.

RIESGO DE DÉFICIT HÍDRICO (a 7 días)

La mayor parte de los puntos de seguimiento están clasificados con riesgo bajo de déficit hídrico en los próximos 7 días. Se clasificaron localidades con riesgo muy alto o superior en Formosa, Chaco, Santiago del Estero y Córdoba. Además, General Pico, en La Pampa, mostraría riesgo muy alto. En San Luis e Hilario Ascasubi, en el extremo sudoeste de Buenos Aires, el riesgo sería extremo, aunque esto sucede frecuentemente en invierno.

ALTURAS HIDROMÉTRICAS, RESERVAS HÍDRICAS Y ESCURRIMIENTO SUPERFICIAL

La ORA evalúa el contenido de agua en el suelo en localidades para las cuales se dispone de mediciones meteorológicas ). Esta estimación del estado de humedad del suelo se realiza mediante un balance hídrico que contempla los ingresos de agua al sistema (lluvia), la evaporación y el consumo de la cobertura vegetal y los parámetros edáficos locales relacionados con la retención de agua. Se trata de un balance agronómico, no hidrológico, que tiene como objetivo evaluar la disponibilidad de agua en el suelo para pasturas y cultivos.

Aunque el balance hídrico de la ORA no apunta a la cuantificación del aporte hídrico a los cursos y cuerpos de agua, en el proceso de modelización de las reservas hídricas se estiman los milímetros diarios de escurrimiento superficial. Analizando la evolución de las reservas de agua en el suelo y los valores mensuales de escurrimiento en los puntos próximos a la costa del Río Paraná, se observó que:

Las reservas de agua en el suelo se posicionaron por debajo de lo normal en el segundo semestre de 2020, pero las mismas se fueron recuperando paulatinamente. Así, en el último trimestre se observa un contenido de humedad en el suelo que se clasifica como normal o superior a lo normal.

Si bien los almacenajes de agua en el suelo se ven recuperados, no se observa un repunte de las alturas hidrométricas, lo cual reafirma que el factor principal de la bajante histórica actual no es la merma en los aportes en el tramo argentino, sino en la cuenca alta.

Analizando las series históricas de escurrimiento superficial se observan secuencias de meses consecutivos con muy bajo escurrimiento en 2020 y lo que va de 2021. Sin embargo, en años anteriores se han dado secuencias de meses consecutivos con muy bajo escurrimiento iguales o aún más largas que la actual, sin que por ello se hayan generado niveles hidrométricos tan extremadamente bajos. Es decir, la merma en el escurrimiento superficial hacia el Paraná es un factor que puede tener cierta importancia, aunque de orden menor, en la falta de recuperación de los niveles hidrométricos. La bajante histórica del Río Paraná (sequía hidrológica) no estaría impactando en los niveles de humedad en el suelo disponible para los cultivos y pasturas de las tierras lindantes, donde no se percibe sequía agronómica.

Corrientes y Paraná, a modo de ejemplos de lo ocurrido en el tramo argentino de la cuenca del Paraná

En cada caso se puede ver, en primer lugar, la evolución de las reservas de agua en el suelo, que muestran valores inferiores a los normales (franja verde) en 2020 y su posterior recuperación.

Luego se muestran los valores medios mensuales de alturas hidrométricas (1970-2021) en azul y el correspondiente promedio móvil de 12 meses en rojo.

Finalmente se graficó la cantidad de meses consecutivos con escurrimiento muy bajo (1970-2021), mostrando que la misma situación se ha dado en años anteriores.

DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat