Destacada Río Adentro

Bajante del río Paraná: Persiste el déficit hídrico en la mayoría de las cuencas

Foto: Jorge Brown
Según un informe reciente del INA, la situación actual es mejor que la de junio de 2021, aunque los niveles hidrométricos continúan en aguas bajas.

Persiste el escenario de déficit hídrico en la mayoría de las cuencas, si bien en las últimas semanas se observó una recuperación significativa de los valores de base por recarga de las reservas en algunas de las áreas fuente, particularmente en las cuencas del río Uruguay y del río Iguazú, señaló Instituto Nacional del Agua (INA) en un informe emitido el 12/06/2022.

CLIMA

Tanto para el Litoral argentino como para las cuencas de los grandes ríos de la cuenca del Plata se espera un trimestre con condiciones LEVEMENTE DEFICITARIAS O NORMALES .

La región del ENSO presentó una fase LA NIÑA durante el trimestre MAM. La mayoría de los modelos indican que persistan condiciones de LA NIÑA O LA NIÑA DÉBIL al menos durante el trimestre JJA 2022.

HIDROLOGÍA

La bajante del río Paraná, de características extraordinarias por su magnitud y persistencia, seguirá siendo motivo de especial monitoreo. La perspectiva al 31/agosto/2022 no permite esperar un rápido retorno a la normalidad, con probabilidad de extenderse durante la primavera. Podrían registrarse eventos de corta duración que produzcan una recuperación acotada y efímera.

ESTADO ACTUAL Y PRONÓSTICO DEL RÍO PARANÁ

Confluencia Paraná-Paraguay

En la semana se definió el pico de repunte resultante de las lluvias registradas desde el 26 de mayo hasta ahora sobre la región de respuesta hidrológica rápida. Los niveles se ubican desde el 03 de junio en la franja de aguas medias, retornando gradualmente hacia aguas bajas. Sin embargo, se espera que el promedio de junio 2022 se ubique unos 2,30 metros por encima del de junio de 2021. Se considera baja la probabilidad de retorno a los valores críticos observados en los últimos dos años, aun en un escenario desfavorable.

Río Paraná en territorio argentino

Los afluentes descargan caudales en valores reducidos. Se está propagando actualmente una onda de crecida, alcanzando hoy la sección Paraná – Santa Fe. La onda no tiene la magnitud suficiente como para ubicar los niveles en la franja de aguas medias en forma estable. Pronto todos los niveles en todo el tramo en territorio argentino volverían a ubicarse en aguas bajas.

Delta del Río Paraná

En Rosario (ver gráfico), el promedio de junio sería 1,51 m inferior al nivel normal, pero 1,36 m superior al de junio de 2021). Se registró una acotada onda de crecida en el estuario en la noche del 10 de junio, sin alterar sensiblemente el cuadro de niveles bajos en todo el Delta. La situación continúa caracterizada por niveles fluviales muy bajos, muy por debajo de los niveles normales.



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat