Destacada Economías Regionales

Citrus: HLB, una enfermedad sin cura que ya está en Entre Ríos

La semana pasada se confirmó la detección de casos positivos de HLB en quintas de mandarinas en colonias Tatutí, Brambilla, Santa Juana, La Fraternidad y Villa del Rosario en las provincia de Entre Ríos. Cabe destacar que el Huanglongbing (HLB) es considerada mundialmente como la enfermedad más destructiva de los cítricos y para la cual, hasta el momento, no existe cura posible.
Compartir:

Entre Ríos cuenta con 36.000 hectáreas de citrus, desde que se inició el programa de control del HLB  ascienden 71.000 los lugares visitados en el macizo citrícola, donde se extrajeron muestras de 20.000 de insectos y 2.000 de material vegetal, del total analizado 113 casos arrojaron resultados positivos. Dialogamos con el Ing. Agr. Roger Flores,  referente de HLB y Langosta y Supervisor del Área de Protección Vegetal de la Regional local del Senasa.

“Desde 2010 el Senasa trabaja el programa de HLB para la prevención y la detección temprana de la enfermedad. Comenzamos con 5 técnicos a campo y hoy contamos con un equipo de 30 monitoreadores.  En 2017 se incorporó, para llevar adelante un trabajo conjunto, el Entre Fitosanitario Fecier. En diciembre de 2017 se detectó el primer caso positivo en insecto vector y en 2018 el primer positivo en vegetal”, explica el profesional.

El Ing. Agr. Flores nos explica que el trabajo de detección consiste en “realizar una ruta de barrido por lote y cuando se registra un caso positivo se activa el protocolo del “Plan de Contingencia” que implica el control de todas las plantas hasta 500 metros, y a la planta contaminada se la debe erradicar”.

“Toda planta contaminada planta que se debe erradicar”, destaca el Ing.Agr. Roger Flores.

Según Flores la detección no es tan simple, por lo que es clave el monitoreo de las plantas y la capacitación previa para poder detectar los síntomas tempranamente, porque su propagación es muy rápida. El HLB se manifiesta tanto en la planta como la fruta que manifiestan la enfermedad con cambios en el color, el sabor y la forma. En ese sentido aclaró que la enfermedad “no afecta al ser humano”.

“No afecta al ser humano”, aclara el profesional 

Con respecto al insecto vector, la Diaphorina citri, afirmó que está distribuido en toda la provincia, “es un insecto muy pequeño que tiene 45/60 días de vida y en estado adulto mide unos 3 mm”.

La enfermedad actualmente no tiene cura , según Flores “hay muchas investigaciones pero todavía no se logra conseguir la cura”, hay varias líneas de investigación, entre ellas destacó que “se avanza en el desarrollo de material transgénico y también con el control biológico del insecto vector”.

HLB en naranjas 

HLB en mandarinas

HLB en limón

¿Qué es el HLB?

El Huanglongbing (HLB) es considerada mundialmente como la enfermedad más destructiva de los cítricos y para la cual, hasta el momento, no existe cura posible. Detectado originalmente en China, el HLB se ha expandido por la mayoría de los países citrícolas de Asia, África y América.

En los últimos 6 años ha mostrado un preocupante avance sobre nuestro continente (Brasil, Estados Unidos, Cuba, México, Belice, Nicaragua, Honduras y República Dominicana), provocando una pérdida importante en la producción en poco tiempo.

El HLB se propaga rápidamente y todas las variedades cítricas comerciales son susceptibles de su afección. Hasta el momento, no se conocen métodos efectivos para su control. En los últimos seis años la enfermedad ha mostrado un preocupante avance en todas las zonas citrícolas del mundo y especialmente sobre el continente americano.

El HLB no afecta la salud humana. Dicha bacteria causa la enfermedad sólo en las plantas, sean estas silvestres o cultivadas, es decir, son específicos de las plantas y no transmisibles al hombre.

Síntomas

En frutos: Síntomas externos: deformación, reducción del tamaño. Presencia de manchas verde claro en la cáscara. Mayor espesor de cáscara. Síntomas internos: aumento de acidez y disminución de jugo. Semillas malformadas (abortadas) y de coloración oscura.

En hojas: Aparición de manchas irregulares de coloración verde clara o amarillenta. Engrosamiento y aclaración de nervaduras.

En ramas: De color amarillento. Defoliación. Caída prematura de frutos.

Todos los síntomas pueden variar de acuerdo a los siguientes factores:

La variedad y la edad de la planta: los síntomas se observan mejor en árboles jóvenes que en los más desarrollados.

Época del año: los síntomas son más evidentes en otoño e invierno.

Características del insecto vector del HLB

D. citri se alimenta preferentemente de plantas cítricas aunque también lo hace de un hospedante alternativo llamado Murraya paniculata, Jazmín árabe o mirto (cuya producción, plantación, comercialización y transporte se encuentra prohibida en todo el territorio nacional mediante la Resolución Senasa 165/2013).

Detalle de hojas, frutos y flores de Mirto o Murraya.

En su estado adulto, no supera los 4 mm de longitud, siendo una característica fundamental para su identificación la posición de 45 º con respecto a la superficie donde se posa.

Adultos de Diaphorina citri sobre hojas de una planta cítrica.

 

Detalle de un adulto de Diaphorina citri.

A través de un aumento, se observa el dibujo alar característico que facilita su identificación, así como el color rojo de sus ojos.

En general, las poblaciones tienden a aumentar durante la primavera y el verano, siendo posible observar sobre los brotes tanto las oviposiciones (huevos) como las ninfas recién nacidas. Los adultos pueden ser encontrados durante todo el año.

Juveniles (ninfas) de D. citri.

Este insecto se encuentra presente en nuestro país en todas las provincias citrícolas (Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos), excepto Buenos Aires, Tucumán y Catamarca; donde se extiende una

Red de Trampas para su detección precoz.

Fuente de la información técnica: SENASA

Nota relacionada :

Confirmado: Detectaron nuevos casos positivos de HLB en Entre Ríos

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat