Actualidad Destacada

El calor y la falta de lluvias comienzan a afectar los cultivos entrerrianos

El retroceso de la humedad y el aumento de las marcas térmicas, condicionan la evolución de los cultivos que vienen con el paso más atrasado en la floración. Un cierre de campaña poco propicio para cerrar números de producción.

“Desde hace casi diez días las lluvias se han alejado del territorio entrerriano. Si bien con el cambio de masa de aire y el ambiente más fresco que predominó a lo largo de la última semana, se observaron algunas lloviznas, las mismas prácticamente no han dejado registros, con excepción de algún valor disperso muy puntual, que no influye a la hora de la evaluación”, indicaron desde el Sistema de Información Agrícola de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER).

“El balance hídrico sufre el retroceso por la escasez de precipitaciones. A pesar de que la tasa de insolación sigue siendo elevada, la sequía no se ha generalizado, posiblemente las temperaturas moderadas hayan jugado un rol favorable en este sentido” explican los técnicos del SIBER y agregaron”no llama la atención que los primeros bolsones de sequía comiencen a definirse en áreas del departamento Victoria”.

“Sobre esta zona del sudoeste entrerriano, incluso cuando las precipitaciones experimentaron un marcado crecimiento en volumen a nivel provincial, el régimen pluvial fue siempre menos generoso. Hoy eso comienza a notarse”.

Según el SIBER “en general del centro para el sur de la provincia la condición de humedad es similar. El escenario se presenta muy justo, como vimos, por sectores ya ingresando en sequía. Siempre mencionamos que los manejos agronómicos pueden hacer una diferencia positiva, pero en general y luego de casi diez días sin buenas precipitaciones la humedad necesariamente flaquea”.

“La transición febrero marzo, no viene con las respuestas deseadas. A esto debemos sumarle que las temperaturas regresarán a un régimen veraniego. Es decir, durante la próxima semana, quizá diez días, la situación se pondrá cada vez más exigida. El retroceso de la humedad y el aumento de las marcas térmicas, condicionan la evolución de los cultivos que vienen con el paso más atrasado en la floración. Un cierre de campaña poco propicio para cerrar números de producción” afirmaron desde la institución entrerriana.

Los mapas publicados esta semana por Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) corresponden a la estimación de contenido de agua en el primer metro de suelo para soja de primera:

En el centro y sudoeste de Entre Ríos se concentra la mayor cantidad de localidades con riesgo muy alto o extremo:



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat