Actualidad Destacada Río Adentro

El Paraná a la baja: preocupa que en 2022 el nivel del agua siga en mínimos históricos

Islote Municipal y Curupí frente a Paraná totalmente unidos por la bajante. Foto: Jorge Brown
Desde el Instituto Nacional del Agua aseguran que el río puede llegar a medir 0,20 centímetros para marzo del año que viene.

A pesar de las mejoras que se registraron en octubre y noviembre, la bajante en el río Paraná permanece lejos de sus parámetros normales y muy por debajo del nivel de aguas bajas. A esto se suma que el pronóstico para el año que viene no es favorable, ya que se prevé que la marca mida unos bajísimos 0,20 centímetros por sobre el nivel del mar.

El ingeniero Juan Borús, subgerente de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua (INA), habló sobre la preocupante situación durante su disertación en el Foro Internacional “La Hidrovía en bajante, Futuro 2030”.

En la región hay una gran incertidumbre climática hace aproximadamente 20 años, lo que dificulta la capacidad de prospección. Según Borús, “en lo que hace al pronóstico, la trazabilidad permite hablar hasta el 31 de marzo. Para el otoño del 2022 llegaría a medir cerca de 0,20 centímetros, según la interpretación de lo que es la tendencia climática”.

La bajante extraordinaria actual viene afectando considerablemente la vida ambiental, económica, productiva y social de ciudades a la vera del río. Las alturas actuales ya superaron las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros). Y hay que remontarse a 1944 para registrar una situación peor que la actual, cuando el río marcó -1,40 metros (debajo del nivel del mar) frente a la ciudad de Paraná.

El especialista agregó que, desde que fue creado en 1983, el INA “tuvo que atender muchas crecidas y muy pocas bajantes significativas. La actual nos ha modificado la manera de actuar, porque tiene escasos antecedentes en la historia registrada desde 1884, cuando la Bolsa de Comercio de Rosario puso la escala en el Puerto de esa ciudad”.

 Actualización al 12/12/2021

La bajante del río Paraná, de características extraordinarias por su persistencia, seguirá siendo motivo de especial monitoreo. La perspectiva al 28/feb/2022 no permite esperar un rápido retorno a la normalidad, con probabilidad de extenderse por el resto de ese verano, señala el INA.

El gráfico muestra la evolución de las alturas hidrométricas medidas en Corrientes (azul) y Paraná (rojo)desde noviembre de 2018, comparado con niveles normales mensuales (líneas escalonadas).

 

Fuente: INA y BCR- Foto Jorge Brown



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat