Destacada Economías Regionales

El sector forestal entrerriano y los efectos de la cuarentena

El impacto real que ha tenido el COVID-19 sobre la totalidad de la cadena forestal aún es difícil de medir. Se registra reducción de ventas y varias industrias tienen problemas con pagos. En Entre Ríos se estima que más del 50% del personal ocupado en aserraderos se vió afectado al inicio del aislamiento, lo que representa el 31% de empleos directos de la cadena forestal.
Compartir:

Días pasados con 255 asistentes se desarrolló el tercer ciclo de charlas virtuales con el título “Sector forestal: situación actual y perspectiva post pandemia COVID 19”, en donde se presentó la situación del sector en Entre Ríos durante la pandemia.

Este encuentro, forma parte de un ciclo de charlas virtuales organizadas por el Centro de Investigación de Agroindustria (CIA), el Centro de Investigación en Economía y prospectiva (CIEP) y el INTA.

La apertura del ciclo fue realizada por Tomas Schlichert actual vicepresidente de INTA, entre los disertantes estuvieron Luciano Olivares subsecretario de Desarrollo Industrial del Ministerio de Producción, Industria y Empleo de la provincia de Chaco quién comentó sobre la situación del sector en su provincia y las medidas tomadas por las autoridades gubernamentales. El siguiente expositor fue Rafael Scherer de la empresa Pindo S.A de la provincia de Misiones, quién comentó la situación de Misiones y las diferentes etapas vividas desde el comienzo de la pandemia.

El Ing. Ciro Mastrandrea, por INTA Concordia refirió a la situación del sector foresto industrial de la provincia de Entre Ríos destacando tres etapas marcadas.

Primera etapa: paralización del sector

La primera, desde la declaración del aislamiento obligatorio el día 19 de marzo hasta el 6 de abril, donde casi la totalidad del sector se paralizó. Solo continuaron actividades exceptuadas como las referidas a la exportación, alimentación (pallets y cajones y packaging -celulosa y papel-). La exportación de rollos a China se había paralizado antes de la declaración de aislamiento en Argentina y se reactivó a mediados de marzo.

Segunda etapa: se trabaja al 40-50% del potencial

Una segunda etapa a partir de 2 de abril, en la que se amplía el listado de actividades y servicios declarados esenciales y se incluyen aquellas vinculadas con la producción, distribución y comercialización forestal, aserraderos y fábricas de productos de madera, entre otros. Los aserraderos vuelven a trabajar a un 40 -50 % de su potencial, principalmente se reactivan los ligados a la construcción. La planta de tableros de Concordia retoma su actividad al 40% de su potencial, la planta de Concepción del Uruguay sigue sin actividad. Las plantas impregnadoras de madera retoman su actividad al 50 % de su capacidad. La faena forestal se normaliza tanto la provisión para madera con destino triturado como con la madera con destino aserrado.

Tercera etapa: nueva normalidad

Una tercera etapa de “casi normalidad” desde el 26 de mayo al presente. Todos los rubros retornan a la normalidad, la demanda se normaliza. Se establecen protocolos en conjunto con municipios y juntas de gobierno. Se toman mayores medidas de seguridad e higiene para con el personal.

Finalmente expuso Estela Cristeche coordinación área de economía CIEP, quién relacionó los efectos de la pandemia con la deforestación y posibles soluciones. El cierre estuvo a cargo de Pablo Peri coordinador nacional del Programa Forestales de INTA quién agradeció a participantes y expositores y dada la convocatoria y llamó a continuar con este ciclo de charlas.

Impacto en el sector 

Las conclusiones generales fueron que el periodo registra reducción de ventas, varias industrias tienen problemas con pagos, están recibiendo crédito para abonar salarios y presentan dificultades para cobrar.

En Entre Ríos se estima que más de 1.700 trabajadores se vieron afectados al inicio del aislamiento, lo que representa más del 50 % del personal total ocupado por los aserraderos y aproximadamente el 31 % del total de empleos directos generados por la cadena forestal de la provincia.

El impacto real que ha tenido el covid 19 sobre la totalidad de la cadena forestal aun es difícil de medir por lo cual será importante iniciar relevamientos para evaluar el alcance del mismo.

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat