Agricultura Destacada

En un mes definirán si habrá “Niña” en la próxima campaña gruesa

El clima de la Argentina en la próxima campaña gruesa se definiría en un mes, según el último informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) del Índice Niño Oceánico (ONI, también en inglés), consignó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“Al maíz 2021/22 lo único que lo puede parar es el clima, y la última actualización de la NOAA es inquietante; también hay temor en trigo: las primeras señales de falta de agua alcanzaron a los lotes del norte de la región núcleo”, afirmó la entidad.

Para Alfredo Elorriaga, consultor de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la BCR, “aun cuando el consenso generalizado de los analistas está considerando la condición actual del Pacífico como de Neutralidad, estrictamente, eso no es así”.

“El índice ONI, que evalúa la anomalía de la temperatura superficial del Pacífico Ecuatorial Central viene mostrando una disminución paulatina de su enfriamiento durante los últimos meses”, agregó.

El valor ONI de junio “es aún insuficiente para asegurar que no existe riesgo de que ‘La Niña’ reaparezca para la primavera”, advirtió Elorriaga, quien señaló que al comparar los registros del ONI con los de los eventos Niña de los últimos 30 años “la evolución muestra que 50% de esos eventos terminaron en ‘neutralidad’ pero un 50% en ‘Niñas moderadas’ o incluso en ‘Niñas fuertes’, como en la campaña gruesa 2010/11”.

Para el GEA, el principal factor que puede alterar drásticamente la intención de sembrar 10% más de maíz en el próximo ciclo 2021/22 es el clima ya que en términos productivos para la Argentina “La Niña” en el Océano Pacífico (y la sequía que provoca) es “el peor escenario posible”.

De todas formas, aclaró la entidad, el otro forzante global que influye sobre el país es el Atlántico, que -más allá de algunos enfriamientos débiles- está mostrando una tendencia a mantenerse más cálido que lo normal, principalmente a la altura de las costas bonaerenses, moderando las irrupciones de aire frío sobre el continente.

“Esta dinámica favorece una alternancia entre la circulación del sudoeste y el noreste que disminuye el ingreso de aire frío hacia la región central; mayor circulación de aire más cálido implica mayor contenido de humedad; y esto ya se refleja: hay un escenario bastante favorable para el desarrollo de precipitaciones como las que cierran los primeros siete días de julio, y podrían repetirse durante lo que resta del mes”, señaló Elorriaga.

Por otra parte, añadió el trabajo, en buena parte de la región las reservas de humedad del suelo se presentan adecuadas, o regulares, pero ya se empiezan a visualizar amplias áreas en Córdoba con reservas escasas.

El pronóstico trimestral emitido por Servicio Meteorológico Nacional anticipa el siguiente panorama

DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat