Dios en la Tierra

¡Feliz Solemnidad de Cristo Rey!

Hoy, domingo XXXIV del Tiempo Ordinario, la Iglesia Católica celebra la “Solemnidad de Cristo Rey” o “Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo”.

Dice el Evangelio: “Yo soy Rey. Para esto nací, para esto vine al mundo, para ser testigo de la Verdad” (Jn 18, 36-37).

Con la Solemnidad de Cristo Rey, la Iglesia Católica concluye el Año Litúrgico recordando al mundo entero que nada -persona o ley humana- está por encima de Dios. Cristo es Señor del tiempo y de la historia, como es Señor de todo lo creado.

Sentido de la celebración

La Solemnidad de “Cristo, Rey del Universo” fue instituida por el Papa Pío XI en 1925. Con ella, la Santa Madre Iglesia quiere que volvamos los ojos al Señor, rey bondadoso y sencillo, y nos dejemos conducir por Él. Jesucristo, como buen pastor, guía a la porción de la Iglesia que peregrina en la tierra hacia su destino final: el Reino de Dios.

No debe olvidarse, además, que la posibilidad de alcanzar el Reino de Dios ya fue ganada por Jesucristo, y que esta se preserva en la Iglesia y gracias a la Iglesia. Es decir, la victoria es siempre posible, la puerta está siempre abierta. Como garantía de ello está el Espíritu Santo, a quien Cristo encomendó conceder las gracias necesarias para lograr la santidad y transformarlo todo en Él.

Cristo Rey convoca hoy nuevamente a “instaurar su reino en la tierra”, para que el mundo, con nuestra colaboración, se vaya transformando según el plan divino de amor. Esa tarea empieza por dejar que sea Cristo quien reine en cada corazón. Dios llama nuevamente a la conversión.

¡Feliz Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo!

¡Que viva Cristo Rey!

7 datos sobre la Solemnidad de Cristo Rey

Aquí presentamos 7 datos de esta solemnidad que te pueden interesar:

1. La Solemnidad de Cristo Rey se instituyó después de la Primera Guerra Mundial

Luego de la Primera Guerra Mundial, en medio del crecimiento del comunismo en Rusia, y con ocasión del 1600 aniversario del Concilio de Nicea (año 325), el Papa Pío XI instituyó la fiesta en 1925 con la encíclica Quas Primas.

2. Su primera celebración coincidió con Halloween

Fue originalmente establecida para el último domingo de octubre, justo antes de la Fiesta de Todos los Santos. Cuando se celebró por primera vez en 1926, el calendario marcó el 31 de octubre, coincidiendo con Halloween.

3. San Pablo VI le dio el nombre y fecha actual a esta solemnidad

En 1969 el Papa San Pablo VI dio a la fiesta su actual título: Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo; y la trasladó al último domingo del año litúrgico.

4. La Solemnidad de Cristo Rey es una respuesta a la secularización, ateísmo y comunismo

Mientras el mundo presionaba para que los cristianos restringieran sus fiestas religiosas y fueran más leales a los gobiernos, el Papa Pío XI escribió:

“Porque si a Cristo Nuestro Señor le ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra; si los hombres, por haber sido redimidos con su sangre, están sujetos por un nuevo título a su autoridad; si, en fin, esta potestad abraza a toda la naturaleza humana, claramente se ve que no hay en nosotros ninguna facultad que se sustraiga a tan alta soberanía. Es, pues, necesario que Cristo reine en la inteligencia del hombre, la cual, con perfecto acatamiento, ha de asentir firme y constantemente a las verdades reveladas y a la doctrina de Cristo; es necesario que reine en la voluntad, la cual ha de obedecer a las leyes y preceptos divinos; es necesario que reine en el corazón, el cual, posponiendo los efectos naturales, ha de amar a Dios sobre todas las cosas”. (Quas Primas, 34)

5. Es celebrada también por muchos protestantes

A pesar de que fue creada por la Iglesia Católica, algunos anglicanos, luteranos, metodistas y presbiterianos también celebran esta importante fiesta.

6. En la Iglesia protestante de Suecia, este domingo es llamado “Domingo de la condena”

Aunque oficialmente los protestantes de Suecia celebran esta fiesta como “El regreso de Cristo”, su nombre coloquial es “Domingo de la Condena”, ya que procede del hecho de enfocar la festividad en el Juicio Final y la segunda venida de Jesús.

7. En Polonia está la estatua más grande en honor a Jesucristo, Rey del Universo

Con 33 metros de altura (un metro por cada año de la vida terrenal de Jesús) y 3 metros de base, la estatua del Cristo Rey de Swlebodzin, en el noroeste de Polonia, es tres metros más alta que el Cristo Redentor de Río de Janeiro (Brasil).

DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat