Uncategorized

Hoy el santoral recuerda a la Beata Piedad de la Cruz

26 Febrero. Viernes de la primera semana de Cuaresma. El santoral celebra a San Alejandro de Alejandría,  a San Fortunato Mártir y a  la Beata Piedad de la Cruz.

Libro de Ezequiel 18,21-28.

Así habla el Señor Dios:
Si el malvado se convierte de todos los pecados que ha cometido, observa todos mis preceptos y practica el derecho y la justicia, seguramente vivirá, y no morirá.
Ninguna de las ofensas que haya cometido le será recordada: a causa de la justicia que ha practicado, vivirá.
¿Acaso deseo yo la muerte del pecador -oráculo del Señor- y no que se convierta de su mala conducta y viva?
Pero si el justo se aparta de su justicia y comete el mal, imitando todas las abominaciones que comete el malvado, ¿acaso vivirá? Ninguna de las obras justas que haya hecho será recordada: a causa de la infidelidad y del pecado que ha cometido, morirá.
Ustedes dirán: “El proceder del Señor no es correcto”. Escucha, casa de Israel: ¿Acaso no es el proceder de ustedes, y no el mío, el que no es correcto?
Cuando el justo se aparta de su justicia, comete el mal y muere, muere por el mal que ha cometido.
Y cuando el malvado se aparta del mal que ha cometido, para practicar el derecho y la justicia, él mismo preserva su vida.
El ha abierto los ojos y se ha convertido de todas las ofensas que había cometido: por eso, seguramente vivirá, y no morirá.

Salmo 130(129),1-2.3-4.5-6ab.6c-8.

Desde lo más profundo te invoco, Señor.
¡Señor, oye mi voz!
Estén tus oídos atentos
al clamor de mi plegaria.
Si tienes en cuenta las culpas, Señor,
¿quién podrá subsistir?

Pero en ti se encuentra el perdón,
para que seas temido.
Mi alma espera en el Señor,
y yo confío en su palabra.
Mi alma espera en el Señor,
más que el centinela la aurora.

Como el centinela espera la aurora,
Espere Israel al Señor,
porque en él se encuentra la misericordia
y la redención en abundancia:
Él redimirá a Israel
de todos sus pecados.

Evangelio según San Mateo 5,20-26.

Jesús dijo a sus discípulos:
Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos.
Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: No matarás, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal.
Pero yo les digo que todo aquel que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquel que lo insulta, merece ser castigado por el Sanedrín. Y el que lo maldice, merece la Gehena de fuego.
Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti,
deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.
Trata de llegar en seguida a un acuerdo con tu adversario, mientras vas caminando con él, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al guardia, y te pongan preso.
Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.

Amén

Hoy es la fiesta de Beata Piedad de la Cruz

La Beata Piedad de la Cruz Ortiz Real fue una religiosa fundadora de la Congregación de Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús. Nació el 12 de noviembre de 1842 en Valencia (España) y fue bautizada al día siguiente con el nombre de su madre, Tomasa. La Iglesia la conmemora el 26 de febrero.

La hermana se formó humana y espiritualmente en el Colegio de Loreto de las Religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos que estaba en Valencia. Allí se destacó por su espíritu de piedad, oración, y la dedicación en acoger a los niños pobres, ancianos y enfermos.

A los 21 años, en 1874, ingresó al convento de las Carmelitas de la Caridad de Vic, pero tuvo que abandonar este camino debido al cólera que la enfermó gravemente. Una vez recuperada, hizo un nuevo intento de ingresar en un convento de clausura y otra vez ocurrió lo mismo.

Fue así que Tomasa descubrió que Dios no la quería por ese camino. Ella le pidió saber cuál era su voluntad, y su oración fue la siguiente: “Tuya, Jesús mío, tuya quiero ser, pero dime dónde”.

En 1881 viajó a la ciudad de Murcia (España) junto a tres amigas, lugar donde el Señor respondió a su búsqueda vocacional y le hizo vivir una experiencia mística en la que el Corazón de Jesús, mostrándole su hombro izquierdo ensangrentado, le dijo que lo ayude a llevar su cruz y que funde una congregación “de la que siempre tendrá misericordia”.

En 1884, por consejo de su confesor y el Obispo de Cartagena-Murcia, decide fundar la Comunidad de Terciarias de la Virgen del Carmen en Puebla de Soto (Murcia), para atender a enfermos, pobres y huérfanos.

Tiempo después abrió dos comunidades más en las ciudades de Alcantarilla y Caudete debido al número de jóvenes que les atraía este modo de vida.

Sin embargo surgieron algunas tensiones, por lo que seis años más tarde cambiaría el nombre de su fundación a “Salesianas del Sagrado Corazón de Jesús”, la cual quedaría bajo el patrocinio de San Francisco de Sales. Esta fue aprobada el 28 de noviembre de 1895 y declarada de derecho pontificio en 1935.

El carisma de esta nueva congregación es el de hacer sensible ante los hombres, especialmente pobres, el amor del Padre Providente, manifestado en el Corazón misericordioso de Jesús abierto en brazos de la Cruz.

En 1915 Tomasa hizo los votos solemnes bajo el nombre de Piedad de la Cruz y falleció a los 74 años el 26 de febrero del año siguiente en Alcantarilla (Murcia), cuatro meses después de haber dejado el cargo de Superiora General de su Congregación.

El día 6 de febrero de 1982 tuvo lugar en la diócesis de Cartagena-Murcia la apertura del proceso de canonización.

Fue declarada venerable el 1 de julio del 2000. Fue beatificada en Roma el 21 de marzo de 2004.

DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat