Dios en la Tierra

Hoy es la fiesta de San Próspero de Aquitania, discípulo de San Agustín

25 Junio. Jueves de la duodécima semana del Tiempo Ordinario.
Compartir:

Segundo Libro de los Reyes 24,8-17.

Joaquín tenía dieciocho años cuando comenzó a reinar, y reinó tres meses en Jerusalén. Su madre se llamaba Nejustá, hija de Elnatán, y era de Jerusalén.
El hizo lo que es malo a los ojos del Señor, tal como lo había hecho su padre.
En aquel tiempo, los servidores de Nabucodonosor, rey de Babilonia, subieron contra Jerusalén, y la ciudad quedó sitiada.
Nabucodonosor, rey de Babilonia, llegó a la ciudad mientras sus servidores la sitiaban,
y Joaquín, rey de Judá, se rindió al rey de Babilonia junto con su madre, sus servidores, sus príncipes y sus eunucos. El rey de Babilonia los tomó prisioneros en el año octavo de su reinado.
Luego retiró de allí todos los tesoros de la Casa del Señor y los tesoros de la casa del rey, y rompió todos los objetos que Salomón, rey de Judá, había hecho para la Casa del Señor, como lo había anunciado el Señor.
Deportó a todo Jerusalén, a todos los jefes y a toda la gente rica – diez mil deportados – además de todos los herreros y cerrajeros: sólo quedó la gente más pobre del país.
Deportó a Joaquín a Babilonia; y también llevó deportados de Jerusalén a Babilonia a la madre y a las mujeres del rey, a sus eunucos y a los grandes del país.
A todos los guerreros – en número de siete mil – a los herreros y cerrajeros – en número de mil – todos aptos para la guerra, el rey de Babilonia los llevó deportados a su país.
El rey de Babilonia designó rey, en lugar de Joaquín, a su tío Matanías, a quien le cambió el nombre por el de Sedecías.

Salmo 79(78),1-2.3-5.8.9.

Oh Dios, los paganos invadieron tu herencia,
profanaron tu santo Templo,
hicieron de Jerusalén un montón de ruinas;
dieron los cadáveres de tus servidores
como pasto a las aves del cielo,
y la carne de tus amigos, a las fieras de la tierra.

Derramaron su sangre como agua
alrededor de Jerusalén,
y nadie les daba sepultura.
Fuimos el escarnio de nuestros vecinos,
la irrisión y la burla de los que nos rodean.
¿Hasta cuándo, Señor? ¿Estarás enojado para siempre?
¿Arderán tus celos como un fuego?

No recuerdes para nuestro mal
las culpas de otros tiempos;
compadécete pronto de nosotros,
porque estamos totalmente abatidos.

Ayúdanos, Dios salvador nuestro,
por el honor de tu Nombre;
líbranos y perdona nuestros pecados,
a causa de tu Nombre.

Evangelio según San Mateo 7,21-29.

Jesús dijo a sus discípulos:
“No son los que me dicen: ‘Señor, Señor’, los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo.
Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?’.
Entonces yo les manifestaré: ‘Jamás los conocí; apártense de mí, ustedes, los que hacen el mal’.
Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero esta no se derrumbó porque estaba construida sobre roca.
Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena.
Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: esta se derrumbó, y su ruina fue grande”.
Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, la multitud estaba asombrada de su enseñanza,
porque él les enseñaba como quien tiene autoridad y no como sus escribas.

Amén

Hoy es la fiesta de San Próspero de Aquitania, discípulo de San Agustín

San Próspero de Aquitania fue un laico discípulo de San Agustín que participó activamente en las principales controversias religiosas de la época, especialmente la semipelagiana; además sirvió al Papa León I durante su pontificado.

El semipelagianismo fue una doctrina que buscó conciliar las ideas de los pelagianos con la doctrina de la lglesia sobre la gracia y el pecado original. Los pelagianos negaban la existencia del pecado original, falta que habría afectado solo a Adán, y aseguraban que la vida eterna podía ser asegurada sin ayuda de la gracia.

El semipelagianismo fue condenado como herejía en el concilio ecuménico de Orange en 529 después de más de 100 años de controversias.

La vida de Próspero de Aquitania se dio a conocer gracias a sus escritos que se conservan hasta la actualidad. Nació en la antigua región francesa de Aquitania en el siglo IV y fue formado por monjes en el monasterio de San Víctor en Marsella.

En el 428 Próspero escribió una carta a San Agustín –que se hallaba en Hipona– que trataba sobre las dificultades levantadas contra su doctrina en Marsella y los lugares cercanos.

Por ello Agustín escribió sus tratados “Sobre el don de la perseverancia” y “De la predestinación de los santos”, dejando a Próspero en medio de la controversia semipelagiana, oponiéndose a las ideas de San Juan Casiano, y posiblemente, de San Vicente de Lérins.

Por entonces escribió Próspero lo que era en realidad un corto tratado sobre la gracia y la libre voluntad. Entre sus obras teológicas se cuentan Adversus Ingratus (contra el pelagianismo), Pro Augustino Responsiones (una defensa de San Agustín) y De gratia Dei et libero arbitrio (una polémica contra San Juan Casiano).

También se le conoce a San Próspero por escribir la “Crónica”, que comprende un período de la historia desde la creación hasta la conquista de Roma por los vándalos, en el año 455. Este escrito fue un resumen de la de San Jerónimo pero con algún material adicional.

Próspero terminó sus días como seglar siendo secretario nada menos que del Papa San León Magno. Murió después del año 455, sin que se pueda conocer con más exactitud la fecha de su muerte.

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat