Dios en la Tierra

Hoy se inicia la novena a Nuestra Señora del Santo Rosario

Viernes de la vigésima qunita semana del tiempo ordinario. El santoral recuerda a San Simón de Rojas  y a San Wenceslao. Comentario del día : Santa Teresa del Niño Jesús. «'Y yo cuando sea levando de la tierra, atraeré a todos hacia mí'. Decía esto para significar de qué muerte iba a morir.» (Jn 12,32-33) Evangelio según San Lucas 9,18-22.

Un día en que Jesús oraba a solas y sus discípulos estaban con él, les preguntó: “¿Quién dice la gente que soy yo?”.

Ellos le respondieron: “Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, alguno de los antiguos profetas que ha resucitado”.

“Pero ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy yo?”. Pedro, tomando la palabra, respondió: “Tú eres el Mesías de Dios”.

Y él les ordenó terminantemente que no lo dijeran a nadie.

“El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día”.

Amén y ¡ adelante !

Hoy se inicia la novena a Nuestra Señora del Santo Rosario

El 7 de octubre es fiesta de Nuestra Señora del Santo Rosario. Según la tradición fue la propia Madre de Dios quien un día se le apareció a Santo Domingo de Guzmán (1170-1221), le enseñó a rezar el Santo Rosario y le pidió que se propagara esta práctica, prometiéndole que muchos pecadores se convertirían y obtendrían abundantes gracias.

Hoy es la fiesta de San Wenceslao de Bohemia, mártir y patrono de República Checa

San Wenceslao fue un soberano checo que evangelizó a su pueblo, modificó el sistema judicial y redujo las condenas relativas a la pena capital o a la tortura.

El santo fue hijo de Bratislao I de Bohemia y de su esposa Drahomir. También es nieto de Santa Ludimila, esposa del primer duque cristiano de Bohemia, quien se encargó de su educación y le enseñó a amar y servir a Dios.

De joven, el santo perdió a su padre tras una guerra y por ello su madre asumió el poder. Sin embargo, ella instauró una política anticristiana y secularista que convirtió al pueblo en un caos total.

Ante esta situación, su abuela trató de persuadir al príncipe para que asumiese el trono y proteja el cristianismo, lo que provocó que los nobles la asesinaran al considerarla una latente amenaza para sus intereses.

Sin embargo, por desconocidas circunstancias, la reina fue expulsada del trono, y Wenceslao fue proclamado rey por la voluntad del pueblo.

Como primera medida, anunció que apoyaría decididamente a la Iglesia. Siempre gobernó con justicia y misericordia.

Por oscuros intereses políticos, Boleslao –que ambicionaba el trono de su hermano– asesinó de una puñalada al santo rey durante unas festividades.

El pueblo proclamó al rey Wenceslao como mártir de la fe, y pronto la Iglesia de San Vito -donde se encuentran sus restos- se convirtió en centro de peregrinaciones.

Tiempo después fue proclamado como patrón del pueblo de Bohemia y hoy su devoción es tan grande que se le profesa también como Patrono de Checoslovaquia.

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat