Actualidad

Imputaron a Roberto Feletti por sospechas de corrupción en el fideicomiso del trigo

Diputados de la Coalición Cívica denunciaron que el ex secretario de Comercio habría favorecido con subsidios millonarios a una empresa molinera. Lo investiga el fiscal Ramiro González.

El ex secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, fue imputado en una investigación sobre el fideicomiso sobre harina de trigo, que lleva adelante el fiscal Ramiro González ante el juez federal Ariel Lijo, tras una denuncia presentada por tres legisladores de la Coalición Cívica.

Las diputadas nacionales Marcela Campagnoli y Victoria Borrego, y el legislador provincial Luciano Bugallo, acusaron a Feletti en los tribunales de Comodoro Py por la supuesta distribución irregular de susbsidios en el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA), que impulsó el ex funcionario en medio del rechazo generalizado de ese sector agroindustrial. Dicen que “genera una posición dominante y pone en riesgo la cadena de pagos, afectando especialmente a los molinos de menor escala”.

Entre los 160 molinos harineros que funcionan en la Argentina, sólo tres adhirieron al sistema. Y de los $1.400 millones que Comercio Interior informó haber pagado a través de ese fideicomiso, $1.098.951.866,38, más del 80%, se habrían acreditado en una cuenta bancaria de la Compañía Argentina de Granos SA (CAGSA) que controla a Molinos Cañuelas SACTFIA y Molinos Florencia SAU.

La denuncia solicita que Feletti sea investigado por defraudación a la administración pública, cohecho, fraude al comercio y la industria y lavado de activos.

Desde Molinos Cañuelas negaron “categóricamente todas las manifestaciones que indican que tiene algún beneficio, puesto que el sistema es equitativo y tiene las mismas condiciones para todos los molinos que se adhieran al mismo”.

En tanto, la Asociación de Pequeñas y Mediana Industrias Molineras de la República Argentina (APYMIMRA) aseguró que a principios de este mes la cifra a favor de Molinos Cañuelas había crecido, mientras “toda la molinería está en desacuerdo con la herramienta”.

Explicaron que los molinos pequeños no pueden vender harina más barata que el costo real y esperar esta diferencia mediante el subsidio del FETA. “Ocurre que no tenemos márgenes de rentabilidad y el capital de trabajo suficiente para esperar el pago diferido, que no sabemos cuándo llegará”.

La denuncia de los legisladores de la Coalición Cívica también apunta a las autoridades de BICE Fideicomisos, entidad fiduciaria del Fondo del Trigo, aunque desde esa entidad buscaron despegarse inmediatamente de las sospechas.

Para los denunciantes, es sospechoso que Molino Cañuelas esté tramitando un concurso de acreedores en el juzgado Civil y Comercial de Río Cuarto, y que entre esos acreedores se encuentra el BICE, Banco de Inversión y Comercio Exterior.

Los molinos pymes concluyeron que “el FETA no cumple con el objetivo de bajar el precio del pan para los sectores más vulnerables, y genera situaciones contrarias al objetivo solidario de su creación.

Aseguran que ese desvío de fondos generará:

Derrumbe de ventas de los molinos pymes.
Ruptura de la cadena de pagos
Reducción de actividad o parada de plantas.
Paralización de las economías regionales, ya que los molinos pyme son la principal fuente de trabajo directo e indirecto de sus pueblos.

Además, advirtieron que “hubo una interrupción en la cadena de pagos. Se genera un riesgo delicado e innecesario en uno de los sectores que con mucho sacrificio e inversión -capital, tecnología, formación y capacitación humana- mejoró su gestión y pudo revertir la situación desesperante en que fue dejado luego de la disolución de la ONCCA”.

Fuente: TN



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat