Agricultura Destacada

La sequía sigue siendo protagonista en todo el territorio entrerriano

Lote de soja de primera. Fecha 03/01/22. Colonia San Martín. Dpto. Uruguay. Gentileza: Ing. Agr. Mariela Cristaldo.
Las precipitaciones ocurridas en los primeros días de enero trajeron, en algunos sectores, un leve alivio a los cultivos. Es importante destacar que las lluvias fueron muy dispares en los valores acumulados. Según lo informado por el Sistema de Información Agrícola de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER), coincidentemente con otros modelos meteorológicos, informó que los pronósticos no muestran lluvias de importancia al menos hasta el comienzo de la próxima quincena.

La sequía sigue siendo protagonista en todo el territorio entrerriano. Sólo algunos sectores de La Paz y el sur provincial recuperaron algo de humedad, el resto de los departamentos, quedaron lejos de experimentar una mejora de valor.

“Lamentablemente la tendencia que muestran los pronósticos de mediano plazo no propone ningún tipo de alivio. A pesar de que hay mucho maíz implantado en forma tardía y que además la soja tiene la floración corrida hacia la segunda parte de enero y febrero, es imperativo un cambio en el patrón pluvial. Como mencionamos antes, debemos recorrer sin lluvias lo que resta de esta primera quincena del año, luego aparecen los primeros avisos un poco más favorables que pueden auxiliar la segunda parte de la campaña de granos gruesos”, señaló el SIBER.

Granizo

Además un frente de tormenta generó, nuevamente la caída de granizo en el departamento Diamante. El evento ocurrió el domingo 2 de enero alrededor de las 18:00 horas. Los sitios afectados abarcan lotes en la zona de Costa Grande y en las cercanías de Villa Libertador San Martín. Las piedras fueron de gran tamaño y afectaron cultivos de soja y maíz, pero hasta el momento no hay cuantificación precisa de los daños.

Este hecho se produjo luego de que en la provincia soportara un mes de diciembre con muy escasas precipitaciones, elevadas temperaturas que superaron los 35°C y reducidos valores de humedad atmosférica. La combinación de estos factores generó un ambiente de sequía severo.

Lamentablemente para el maíz de primera, las lluvias llegaron demasiado tarde y la caída del rendimiento promedio es irreversible. Las primeras proyecciones indican que el valor se posicionaría por lo menos 2.000 kg/ha por debajo del promedio del último lustro que es de 6.300 kg/ha.

Para el cultivo de soja de primera y segunda fue un bálsamo, que le dio la oportunidad de “respirar un poco de aire fresco” y revertir los síntomas de estrés hídrico. Pero el problema de fondo sigue latente.

Un dato importante de destacar es que, los pronósticos anuncian nuevamente un contexto de ausencia de lluvias hasta mediados de mes aproximadamente y, además, el incremento gradual de la temperatura a partir de mañana. Por lo tanto, es muy factible que en los próximos días la oleaginosa comience nuevamente a soportar un escenario complicado.

La sequía atrasa la siembra de maíz

Según el SIBER en la provincia de Entre Ríos se implantó el 50 % del área destinada a maíz de segunda y tardío.

La intención de siembra para el ciclo 2021/22 se posiciona en un valor similar al del ciclo anterior que fue de 28.200 ha, aunque los colaboradores reportan que las escasas precipitaciones de diciembre y las dispares lluvias acaecidas en la primera semana de enero, pueden influir negativamente para que se concrete la superficie originalmente planificada.

Al respecto es interesante destacar que, a esta misma altura del año en el ciclo anterior, ya se había concretado el 95 % de la intención.



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat