Destacada Sabores Criollos

La “Supersopa” llegó a la Antártida

La Supersopa es un producto enlatado, muy económico y con alto valor nutricional. En estos días llegó una partida a la Base de Comodoro Marambio en la Antártida argentina. Este alimento permitiría mantener una dieta equilibrada, por lo menos desde el punto de vista nutricional en zonas donde no es fácil el acceso a comida fresca, por ejemplo: lugares con malas condiciones geográficas y climáticas para la agricultura, donde se han producido catástrofes naturales o cuando por circunstancias diversas escasea la comida y hay que transportarla largas distancias.
Compartir:

La Universidad de Quilmes desarrolló un programa que se llama “La Universidad de Quilmes produce y alimenta” con el objetivo de dar una respuesta real a la comunidad. En este marco se encuentra el programa “Supersopa” que inicialmente nace con un fin social, pero es un producto que por alto valor nutricional y su presentación es muy indicado para ser consumido en zonas zonas donde no es fácil el acceso a comida fresca, por ejemplo lugares con malas condiciones geográficas y climáticas para la agricultura, donde se han producido catástrofes naturales o cuando por circunstancias diversas escasea la comida y hay que transportarla largas distancias.

Con un muy bajo costo, la Universidad recupera sólo el costo de los insumos. El producto tiene una alta calidad nutricional. La “Supersopa” comenzó a producirse en el año 2002 y que continúa hasta la fecha con una importante producción y ahora ampliando las fronteras no solo llegando a los sectores más carenciados vía comedores y merenderos, sino también a regiones donde por la geografía, las distancias o el clima se complica el acceso a productos saludables y con alto valor nutricional.

Cabe destacar que la materia prima, es decir: hortalizas, legumbres, arroz, carne, etc. provienen de pequeños productores de la zona, por lo que también se genera un círculo virtuoso desde el punto productivo.

Supersopa

El producto consiste en una “sopa concentrada”, elaborada sobre la base de hortalizas, legumbres, carne vacuna como fuente de proteínas, aporte calórico en la forma de materias grasas y una base amilácea como el arroz. Es decir, la sopa concentrada no es un producto seco (deshidratado) ni tampoco una pasta, sino que es una especie de guiso en el cual pueden identificarse fácilmente sus componentes.

Presentación

La sopa se envasa en latas de 4 litros en condiciones de esterilidad comercial. Esto le otorga versatilidad al producto permitiendo su almacenamiento durante largos períodos sin depender de cadena de frío (se conserva por dos años fuera de la heladera, en envase cerrado).

Este envase posee la ventaja de ser autoportante, es decir posee estructura propia y no depende de un envase secundario para conservar la integridad del mismo.

Preparación

Su preparación es muy simple, se agrega el contenido de una lata en 8 litros de agua y se calienta hasta hervor. No es necesario cocinar, solo calentar hasta alcanzar la temperatura adecuada para ser servida. De éste modo quedan preparadas 50 raciones, del tamaño de un plato de sopero.

Se obtiene entonces una sopa tipo casera sustanciosa, de buen sabor y aroma.

La sopa se envasa en latas de 4 litros en condiciones de esterilidad industrial. Esto le otorga versatilidad al producto permitiendo su almacenamiento durante largos períodos sin depender de cadena de frío. De éste modo el contenido de una lata estaría alcanzando para alimentar a 50 niños (50 porciones por lata).

Luego de ser preparada con agua potable en la proporción adecuada (1 lata de sopa + 2 latas de agua) y calentada hasta hervor, se obtiene una sopa tipo casera.

Ventajas del producto

Fácil y rápida preparación. No es necesario lavar, acondicionar, cortar ni cocinar hortalizas. La preparación es rápida y sencilla.

Bajo costo: la porción tiene el costo más bajo en el mercado. El producto equivale a 50 raciones de alimento, lo que equivale a un costo de 7 pesos por ración.

Almacenamiento. Las verduras, carne y legumbres ya cocidas se encuentran dentro de una lata de 4 litros de capacidad, optimizando el almacenamiento en un mínimo espacio y por largos períodos (2 años en envase cerrado).

Calidad. Tanto el proceso como las materias primas son estrictamente controlados para obtener un producto de máxima calidad.

Dieta variada. La conservación de la sopa a temperatura ambiente en envase cerrado permite consumir productos vegetales en zonas inaccesibles o en épocas del año donde son escasos y costosos. También facilita el consumo de carne aún prescindiendo de refrigeración adecuada.

Envase Rígido. El envase de hojalata presenta firmeza y no requiere de mayores cuidados para su transporte. Permite la conservación del producto sin alteración.

Sabor agradable. La sopa se conserva por el tratamiento térmico realizado dentro de la lata. Esto permite elaborar el producto sin conservantes que alteren su sabor original. El mismo caldo de cocción se encuentra dentro de la lata, brindándole el sabor “casero” característico.

Higiene. En el proceso de elaboración se cuida al máximo la higiene cumpliendo con las normas de Buenas Prácticas de Manufactura.

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat