Destacada Economías Regionales

Luego de la sequía, aparece el Splitting o rajado de las frutas cítricas

En los últimos días la región citrícola del noreste ha recibido abundantes precipitaciones luego de sufrir por meses sequías generales con muy escasas precipitaciones. "Este cambio brusco de sequía a condiciones de mucha humedad trae como consecuencias problemas como es el splitting o rajado de frutas en muchas variedades de cítricos", señaló el INTA Concordia .

Splitting es la situación que se observa en los lotes citrícolas en las condiciones mencionadas, generalmente en lotes de mandarinas Novas, Encore, Dancy y naranjas ombligos, que demuestran mayor susceptibilidad con respecto a otras variedades. Este desorden fisiológico ocurre durante el proceso de crecimiento de las frutas donde las éstas se rajan por completo, quedando la pulpa al descubierto y permitiendo la entrada rápida de hongos que terminan pudriéndola.

La principal causa en la que sucede el “splitting” es cuando existe un cambio violento de tiempo, de muy seco a un exceso de riegos o lluvias. Durante todo el período de sequía las plantas están sufriendo, deja de brotar manteniendo casi todas sus funciones paralizadas, en estas condiciones la cáscara va perdiendo su elasticidad y frescura natural, cuando de repente la planta recibe riegos exagerados o lluvias abundantes, se activa la hidratación, llenándose de jugo las vesículas carnosas de la pulpa, comenzando así un periodo de turgencia, la cáscara endurecida y reseca, sin capacidad de reaccionar frente a tanta presión interna, termina quebrándose.

“Fertilizaciones en suelo o foliar ricos en calcio y potasio en pleno desarrollo de la cáscara (septiembre a noviembre) ayuda a que ésta genere una cáscara más fuerte, firme y gruesa que pueden amortiguar éstas rajaduras ocasionadas generalmente en mandarinas Encore, Novas y Dancy”, recomendó el INTA Concordia.

 

 



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat