Opinión

“No es el tiempo ni el modo para empujar la reforma judicial”

El Gobierno Nacional puso en discusión un proyecto de reforma del sistema judicial federal, la iniciativa se encuentra en el Congreso Nacional a la espera de su tratamiento. Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) considera "totalmente inoportuno el momento elegido".
Compartir:

En vísperas del tratamiento del proyecto que busca introducir la reforma judicial, CRA manifestó que “en tiempos en donde la pandemia y la crisis económica derivada de la misma, merecen que el Gobierno no derroche, ni tiempo, ni recursos, ni discusiones políticas encendidas, cuando todos necesitamos consensos, unidad y criterios compartidos para salir del agobio en el que nos encontramos”.

Según la entidad “la reforma judicial propuesta, requiere un muy importante financiamiento, porque se trata de agregar a lo existente, nuevos Juzgados, Jueces, Fiscales, Defensores, Secretarías y demás, este gasto resulta hoy incompatible con la crisis económica que vivimos y que no sabemos cuándo y cómo habrá de concluir”, no obstante aclaran que “no se trata de restarle valor a un pilar esencial de la República, la Justicia lo es y es clara su trascendencia, solo que el momento no es el indicado, hay urgencias que nos interpelan en el día a día y ellas, no están resueltas”.

Los ruralistas consideran que “toda la energía del Gobierno, los actores políticos, las instituciones y la sociedad, deben estar puestas al servicio de lograr consensos en políticas públicas, que ordenen la macroeconomía, superen la recesión, generen empleo y divisas, reduzcan el déficit fiscal y mejoren las condiciones de vida y seguridad de los ciudadanos”.

“Confiamos en que a futuro, habrá mejores condiciones para un tratamiento sosegado, participativo y consensuado de la reforma propuesta, que nos permita visualizar necesidad en el marco de un desarrollo más armónico de nuestros gravísimos problemas económicos”, dijeron los productores nucleados en CRA.

Finalmente aclararon que “el reclamo popular, no es de mayores gastos, es de una justicia independiente del poder político, comprometida solamente con la estricta aplicación de la ley, llevada adelante por jueces probos y ello se puede concebir sin grandes recursos económicos -de los que carecemos- solo con dejar funcionar plenamente y sin interferencias las actuales Instituciones de la República y respetando, en todo, a la Constitución Nacional”.

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat