Destacada Economías Regionales

Peligran 12000 puestos de trabajo del arándano en el NEA

AgroBerries en Concordia. Cosecha de arandanos.
La Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia (APAMA) adhiere al proyecto de ley para que los trabajadores que perciben el IFE no pierdan el beneficio al ser registrados durante la cosecha.
Compartir:

El proyecto se presentó en la Cámara de Diputados de la Nación, bajo la autoría de la Sra. Mayda Cresto, Diputada Nacional por Entre Ríos y  acompañado por 16 diputados nacionales. El Proyecto de Resolución 4323-D-2020, solicita al Poder Ejecutivo Nacional: “darle continuidad al Ingreso Familiar de Emergencia, creado por Decreto 310/2020, a los trabajadores rurales temporales de las economías regionales que realicen cosechas durante la pandemia del COVID 19”.

“El IFE (Ingreso Familiar de Emergencia), ocasiona un impacto negativo en la posibilidad de registrar a nuestros trabajadores ya que al registrarse pierden este nuevo beneficio, reduciendo en gran medida la mano de obra disponible para nuestra actividad de cosecha”, afirmó el Dr. Alejandro Pannunzio, Presidente APAMA.

“Nos encontramos en las vísperas de la campaña 2020 que ha comenzado de modo incipiente con los primeros embarques. Nuestra actividad es una gran generadora de mano de obra que resulta imprescindible para poder exportar sus frutos y traer divisas al país. El período de trabajo más intenso es durante los meses de octubre a diciembre movilizando en el NEA de manera directa e indirecta más de 12.000 personas. Es gratificante ver el mayor movimiento comercial que se genera en las ciudades sobre el fin de año de todo el personal que con tanta dedicación cosecha uno por uno los arándanos que hacemos crecer durante todo el año”, explica Pannunzio.

 

 

 

 

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat