Dios en la Tierra

¿Por qué este año no se celebrará la fiesta del Inmaculado Corazón de María?

Martes de la duodécima semana del Tiempo Ordinario-Comentario del día : San Benito de Nursia-“Entrad por la puerta estrecha”.Evangelio según San Mateo 7,6.12-14.

No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos.

Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.

Entren por la puerta estrecha, porque es ancha la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que van por allí.

Pero es angosta la puerta y estrecho el camino que lleva a la Vida, y son pocos los que lo encuentran.

Amén

¿Por qué este año no se celebrará la fiesta del Inmaculado Corazón de María?

De acuerdo con el calendario litúrgico, la fiesta del Inmaculado Corazón de María coincide este año con la celebración de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo el próximo 29 de junio, una de las diez solemnidades más importantes de Occidente, por lo cual solo se celebrará la de mayor rango, es decir la solemnidad.

La Iglesia Católica tiene una jerarquía de celebraciones litúrgicas siendo la de mayor rango la solemnidad, seguida por la fiesta, concluyendo con la memoria en tercer lugar.

Estos niveles existen para destacar que algunas celebraciones tienen relevancia para la Iglesia Universal y que no podrían omitirse jamás, como la Navidad, por ejemplo; o de gran relevancia para una Iglesia local, como el Señor de los Milagros en Lima (Perú).

De ahí que existan en la Iglesia estas distinciones para la mejor vida litúrgica de los fieles y que los signos que las acompañen varíen según cada caso.

En la Carta Apostólica “Mysterii Paschalis” publicada en 1969, el Papa San Pablo VI explica la existencia de estos tres tipos de celebraciones.

Respecto a las celebraciones más importantes, la carta precisa que “las solemnidades son los días principales y su celebración comienza en las primeras Vísperas, el día precedente. Algunas solemnidades tienen también una Misa propia para la vigilia, que ha de emplearse en la tarde del día precedente, si la Misa se celebra en horas vespertinas”.

La solemnidad, al igual que en las misas dominicales, tiene un rito que contiene tres lecturas, la oración de los fieles, el Credo y el Gloria. También tiene oraciones propias, y en la mayoría de casos, un prefacio especial.

Hay solemnidades que son días de precepto y otras no, lo cual depende de la conferencia episcopal de cada país. Sin embargo, hay algunas que tienen carácter universal y en toda la Iglesia de occidente se celebrarán con la misma relevancia.

En cuanto a las fiestas que son el segundo nivel de las celebraciones litúrgicas, el Papa Pablo VI señala en la carta que “estas se celebran dentro de los límites del día natural, por lo tanto, no tienen primeras Vísperas, a no ser que se trate de fiestas del Señor que coincidan en un domingo ordinario o del tiempo de Navidad y sustituyan el Oficio de estos”.

En el último nivel se encuentran las memorias, las cuales pueden ser obligatorias o libres. “Su celebración se ordena con la celebración de la feria, es decir del tiempo litúrgico en que nos encontremos, coincidente según las normas que se exponen en las Ordenaciones generales del Misal Romano y de la Liturgia de las Horas”, se indica en “Mysterii Paschalis”.

La fiesta del Inmaculado Corazón de María en 2019

La celebración de San Pedro y a San Pablo, columnas de la Iglesia de Roma y Universal, es relevante para todos los católicos del mundo y por lo tanto es una solemnidad.

Este año esta solemnidad coincide con la fiesta del Inmaculado Corazón de María, la cual no tiene una fecha exacta. Por lo tanto, la solemnidad que tiene precedencia, reemplaza a la fiesta, aunque esta sea dedicada a la Virgen María.

La fiesta del Inmaculado Corazón de María se instituyó el 4 de mayo de 1944 por el Papa Pío XII, y comenzó a celebrarse el 22 de agosto.

Actualmente, se celebra al día siguiente de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús -que este año cae el 28 de junio- para expresar así la unión de la Santísima Virgen y su Hijo.

Hoy es la fiesta de San Próspero de Aquitania, discípulo de San Agustín

San Próspero de Aquitania fue un laico discípulo de San Agustín que participó activamente en las principales controversias religiosas de la época, especialmente la semipelagiana; además sirvió al Papa León I durante su pontificado.

El semipelagianismo fue una doctrina que buscó conciliar las ideas de los pelagianos con la doctrina de la lglesia sobre la gracia y el pecado original. Los pelagianos negaban la existencia del pecado original, falta que habría afectado solo a Adán, y aseguraban que la vida eterna podía ser asegurada sin ayuda de la gracia.

El semipelagianismo fue condenado como herejía en el concilio ecuménico de Orange en 529 después de más de 100 años de controversias.

La vida de Próspero de Aquitania se dio a conocer gracias a sus escritos que se conservan hasta la actualidad. Nació en la antigua región francesa de Aquitania en el siglo IV y fue formado por monjes en el monasterio de San Víctor en Marsella.

En el 428 Próspero escribió una carta a San Agustín –que se hallaba en Hipona– que trataba sobre las dificultades levantadas contra su doctrina en Marsella y los lugares cercanos.

Por ello Agustín escribió sus tratados “Sobre el don de la perseverancia” y “De la predestinación de los santos”, dejando a Próspero en medio de la controversia semipelagiana, oponiéndose a las ideas de San Juan Casiano, y posiblemente, de San Vicente de Lérins.

Por entonces escribió Próspero lo que era en realidad un corto tratado sobre la gracia y la libre voluntad. Entre sus obras teológicas se cuentan Adversus Ingratus (contra el pelagianismo), Pro Augustino Responsiones (una defensa de San Agustín) y De gratia Dei et libero arbitrio (una polémica contra San Juan Casiano).

También se le conoce a San Próspero por escribir la “Crónica”, que comprende un período de la historia desde la creación hasta la conquista de Roma por los vándalos, en el año 455. Este escrito fue un resumen de la de San Jerónimo pero con algún material adicional.

Próspero terminó sus días como seglar siendo secretario nada menos que del Papa San León Magno. Murió después del año 455, sin que se pueda conocer con más exactitud la fecha de su muerte.

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat