Destacada Río Adentro

Prorrogan la emergencia hídrica por la bajante en los ríos Paraná e Iguazú

Foto: Jorge Brown @drone_parana_er
El Gobierno prorrogó el "Estado de Emergencia Hídrica" por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires. La medida se había dispuesto en julio del año pasado ante la histórica bajante de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú, que fue considerada como la más importante en los últimos 77 años.

Mediante el Decreto 261/2022, publicado este jueves en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, se dispuso: “Prorrógase el ‘Estado de Emergencia Hídrica’ declarado por el Decreto N° 482 del 24 de julio de 2021, prorrogado por el Decreto N° 118 del 10 de marzo de 2022, por el término de 180 días corridos contados a partir de la fecha de expiración de dicha prórroga”.

En los considerandos de la normativa, el Gobierno expresó que “resulta conveniente y necesario” extender el Estado de emergencia hídrica “a efectos de asegurar la protección civil en las áreas involucradas y la adopción de las adecuadas acciones de respuesta de parte del Estado Nacional”.

Además se indicó que resulta pertinente que los distintos ministerios y organismos nacionales “continúen con la adopción de las medidas conducentes” para hacer frente a la emergencia .

Las medidas

En principio se faculta al jefe de Gabinete a avanzar en las reestructuraciones presupuestarias que fueren necesarias a los efectos de “asignar los créditos, cargos y cualquier otra adecuación que se requiera para el financiamiento de las medidas que se dispongan” en este contexto.

También se destaca la necesidad de adoptar medidas en relación con la carga y los calados en el tránsito fluvial de mercaderías para evitar afectaciones en materia de vías navegables, tripulaciones, seguridad de la navegación, mantenimiento del comercio nacional e internacional y la protección ambiental, en accesos portuarios, vías navegables y dársenas.

Además, en el decreto se precisa que ante la ausencia de niveles de calados aptos para la navegación comercial habituales, anteriores a la actual situación crítica, causados por niveles de agua inferiores a lo normal, corresponde “readecuar las profundidades de la Vía Navegable Troncal”, a través de autorizaciones especificas a ser otorgadas por el Ministerio de Transporte.

Por su parte, los ministerios de Desarrollo Productivo y de Trabajo mantendrán las acciones pertinentes para la preservación de la actividad productiva y puestos de trabajo mientras que Obras Públicas dispondrá y monitoreará la realización de obras de infraestructura.

En tanto, el Ministerio de Seguridad, a través del Sistema Nacional de Alerta Temprana y Monitoreo de Emergencias (SINAME), planificará las medidas de apoyo y toma de decisiones, y por intermedio del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), asistirá las poblaciones ribereñas.

El Instituto Nacional del Agua continuará con sus servicios técnicos con relación a la emergencia; la Secretaría de Energía, asegurará el abastecimiento de energía eléctrica y el Ministerio del Interior se encargará de la coordinación con las provincias afectadas”.

Por su parte, el Banco Nación y la AFIP dispondrán la asistencia en materia crediticia e impositiva, respectivamente.

También se mantienen suspendidos aquellos trámites administrativos vinculados con las áreas alcanzadas por el “Estado de Emergencia Hídrica”.

La emergencia hídrica se dispuso el año pasado ante la bajante histórica del Paraná y del Iguazú a causa del déficit de precipitaciones en las cuencas brasileñas .

emergencia hídrica

Fuente Clarín

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat