Destacada Economías Regionales

Rige un nuevo protocolo para la venta y distribución de bolsones de verduras de la Agricultura Familiar

A partir de las restricciones que impone el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el trabajo contempla las excepciones determinadas para las actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y el reparto a domicilio de alimentos.
Compartir:

Basado en el trabajo de sus propios técnicos y los del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) y de la Universidad Arturo Jauretche, el Ministerio de Agricultura de la Nación elaboró un conjunto de recomendaciones para la comercialización y transporte de alimentos producidos por la Agricultura Familiar, bajo la modalidad de «bolsones» con productos de la actividad frutihortícola.

Denominado “Protocolo recomendatorio” y elaborado a partir de las restricciones que impone el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el trabajo contempla las excepciones determinadas para las actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y el reparto a domicilio de alimentos.

La Cartera de Agricultura destaca que esta modalidad habitual en las prácticas de la Agricultura Familiar resulta imprescindible ante la suspensión de otros canales que suponen aglomeración y mayor riesgo de contacto en la pandemia, como las ferias de cercanía y mercados populares.

Según el protocolo, la actividad debe llevarse adelante con una dinámica que permita continuar el desarrollo de las distintas prácticas productivas y de provisión de alimentos, respetando las distintas normas y recomendaciones habituales para la manipulación de alimentos, y particularmente seguir en la ocasión las recomendaciones que dispone el ministerio.

El trabajo en conjunto pretende asegurar en todos los puntos críticos de la cadena de provisión, la prevención de la propagación del Covid-19 en la comunidad y la afectación de las y los trabajadores de la Agricultura Familiar.

Por eso detalla las medidas preventivas en unidades productivas hortícolas tanto en relación a los establecimientos, como con los manipuladores y envasadores de alimentos y a la carga de los vehículos para el envío de alimentos.

Además, propone medidas preventivas en relación al transporte de alimentos vinculadas al mantenimiento del vehículo y al personal, así como a la carga y descarga y durante el tránsito en ruta, en procura de no dejar aspectos sin contemplar.

Por último, aborda las medidas preventivas en los nodos de concentración y distribución de bolsones previa a la distribución personalizada o al delivery, donde deben mantener las condiciones menos riesgosas al momento de adquirir alimentos por parte de los consumidores.

El texto completo del Protocolo Recomendatorio para la Venta y Distribución de Bolsones de Verduras, en la página del Senasa aquí.

 

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat