Destacada Lecheria

Tambos confinados: Eficiencia reproductiva en sistemas ganaderos

Segunda parte: Evaluación de la Reproducción en tambos confinados en argentina.

Retomando el primer trabajo de “INDICADORES DE EFICIENCIA REPRODUCTIVA EN SISTEMAS GANADEROS” presentamos a continuación éste, en el cual evaluamos la eficiencia reproductiva en sistemas ganaderos en tambos confinados.

Introducción

Existen diferentes formas y sistemas de producción de leche, clasificados de acuerdo a varios factores: tipo y formas de alimentar a las vacas, dimensión del lugar o espacio que ocupan, infraestructura utilizada, etc.

Como vimos en la primera parte del trabajo – enlace más abajo- de tambos entrerrianos, el sistema que presentamos es básicamente pastoril, las vacas en el potrero consumen el pasto implantado.

En este caso vamos a evaluar la reproducción de tambos en confinamiento, en los cuales se ha producido una concentración de los animales en espacios más reducidos.

El objetivo es incrementar los litros de leche producidos por vaca y estabilizar el consumo de materia seca. Esto surge como respuesta para liberar tierras para cultivo, no solo para pasturas, sino para cereales y también por problemas de clima (sequías e inundaciones) que limitan la oferta forrajera en cantidad y calidad.

Es importante destacar que, si elegimos confinar a las vacas para producir más, lo hagamos de manera planificada para lograr el mayor confort de los animales, logrando un mejor bienestar animal.

Así que dentro de este sistema productivo vamos evaluar la reproducción, a través de analizar los eventos de los registros de 4 tambos comerciales.

Metodología

En esta segunda parte del trabajo analizamos datos de cuatro tambos comerciales de Córdoba, los mismos responden a un sistema productivo semiintensivo y en confinamiento gran parte del día, donde los animales se encuentran en potreros separados por categorías como vacas en ordeño, vacas secas, vaquillonas, donde se les lleva el alimento preparado, raciones totalmente mezcladas (TMR). Dentro de cada categoría se dividen en nuevos lotes, por ejemplo: las vacas en ordeño, se vuelve a dividir en lote de punta, intermedio y lote de cola, según el nivel de producción. Así cada categoría y de acuerdo a su estado productivo y la cantidad y calidad de las pasturas salen a comer (pastoreo) generalmente de mañana y luego por la tarde, se le prepara una dieta en base a silo de maíz y silo de alfalfa o silo de soja, además se agrega
maíz molido, expeler de soja, y sales minerales y buffer, todo mezclado y se reparte en mixer las cantidades necesarias.

El personal es contratado y cada uno cumple funciones específicas, las cuales son coordinadas por un equipo de profesionales que planifican las tareas, habiendo un encargado general.

La sanidad está planificada y controlada por un profesional Veterinario con protocolos de salud básicos y revisión diaria por el mismo.

Con respecto a la reproducción, tienen como método de servicio la inseminación artificial y la monta natural con toro, combinando ambos métodos según la categoría y el estado reproductivo de cada animal.

Todos los datos para este trabajo son reportados de los registros del control lechero oficial que se realiza en los cuatro tambos en forma mensual.

El tambo 1 posee 439 vacas activas, siendo 281 vacas en ordeño, con un promedio de 25,7 l/d de leche al 4/1/22. Existen 162 vacas en ordeño preñadas (63%) y 158 vacas secas preñadas (36%). Con un intervalo parto primer servicio de 70 días y un intervalo parto concepción de 143 días. Este tambo utiliza 3,5 ciclos estrales para preñar, y 2,4 servicios por preñez en vacas totales.

Un dato importante y bueno del tambo 1 es la cantidad de vacas preñadas 317 que corresponde a un 76,6 %. El número de vacas abortadas es de 59, un 13,4 %. Este tambo logra un 52 % de preñez en vacas con 150 días de paridas y el número de vacas vacías que pasan los 200 días post parto es de 96, o sea un 23 %.
El tambo 2 tiene 436 vacas activas, de las cuales 307 (70 %) están en ordeño, con un promedio de 23,5 l/d de leche al 26/1/22. Tiene 154 VO preñadas (56%). El IP1er servicio es de 71 días y el IPC de 152 días, con un 3,9 ciclo por preñez y 2,4 servicios por preñez en vacas totales. Un 8% de abortos. Con un total de 279 vacas preñadas 69%.

El tambo 3 tiene 324 vacas activas de las cuales 225 están en ordeño (69,4%) con 19,8 l/d de leche al 29/12/22. Vacas en ordeño preñadas 116 (54,7%). Un IP1er servicio de 69 días y un IPC de 126 días. Un total de 2,7 ciclo estral desde el primer servició y un 2,2 servicio por preñez. Un
10,2 % de abortos y un total de 189 vacas preñadas (64%). Con un 17% de vacas vacías que superan los 200 días de paridas.

En el tambo 4 hay 227 vacas activas de las cuales 166 son VO (73%), con 23,7 l/d de leche al 10/01/22. El IP1er servicio es de 79 días y el IPC de 150 días. Consumen 3,9 ciclos desde el primer servicio y 1,9 servicios por preñez en vacas totales. Se destaca el alto grado de aborto un 17,6 %. En total son 140 vacas preñadas un 64,8%. Un 26% de las vacas están vacías luego de 200 días de paridas

Discusión y conclusiones

En la primera parte del trabajo vimos la importancia de analizar los indicadores reproductivos con el fin de detectar las fallas y corregir en tiempo y forma para llegar a nuestros objetivos o mejorarlos.

Según muestra el trabajo de Capitaine Funes en 2005 la tasa de preñez (TP) promedio anual en Argentina fue del 15 %, y los mejores tambos superan el 18%.

Aquí en los tambos que estamos analizando vemos una superioridad de todos siendo el de mejor tasa de preñez (TP) el tambo 3 (25,2%) luego el 1 (23,1%), el 2 (20%) y el 4 (19,9%).

La tasa de concepción (TC) reportada en ese mismo trabajo (Capitaine Funes 2005) fue del 36%, también superada en los tambos que evaluamos, siendo el tambo 2 (45,4%) el mejor, luego el 3 (44,8%), el 1 (42,3%) y el 4 (39,2%). Con respecto a la tasa de detección de celo (TDC) el trabajo de C.F. 2005 refiere un 42% de promedio, y los tambos que evaluamos están todos por encima del promedio, siendo el tambo con mejor tasa el 4 (55,2%), luego el 3 (54,8%), el 1 (53,2%) y el 2 (43,9%)

Con respecto al porcentaje de preñez antes de los 150 días de paridas podemos decir que los cuatro tambos presentan un índice muy bueno, siendo el tambo 1 por encima del 70% y los otros muy cerca, lo que indicaría una buena tasa de preñez con intervalo parto -parto de 14 meses aproximadamente.

Lo mismo ocurre con el porcentaje de vacas vacías con más de 200 días de paridas, el cual se encuentra en valores del 20%, muy bueno y por debajo del 30% que indicaría fallas reproductivas. Sería interesante recordar que estamos evaluando indicadores reproductivos de los tambos donde la reproducción es uno de los factores que intervienen en la producción de leche. La nutrición, sanidad, manejo, confort y bienestar de los animales son los otros factores que no se pueden descuidar. Si bien los sistemas confinados en Argentina buscan un mayor nivel de producción individual (lt/dia) y la estabilización del consumo de materia seca por vaca todavía vemos errores y fallas que repercuten en la actividad reproductiva.

Puntos importantes para aclarar varios aspectos:

1) Los tambos que estamos analizando son semi intensivos es decir salen a comer pasturas una parte del día y la otra parte del día están encerrados comiendo TMR. Los lotes que generalmente salen a comer pasto son el lote 3 (cola) y algunas veces el lote 2 (intermedio), siempre dependiendo de la oferta de pasto que haya sobre todo en invierno.

2) El otro punto importante, que podemos ver es que, si bien son tambos semiintensivos y confinados en parte, las producciones pueden ser variables debido a los cambios en el sistema de pastoreo de los lotes y a la planificación de la reproducción, donde se establece una concentración de los servicios en los meses de junio, julio, agosto con partos de otoño. Esto coincide con los DEL de 200 días o más de promedio (son lactancias a diciembre de 2021 de 7 meses). Además, las temperaturas oscilaron en torno a los 30 ºC hasta los 39 ºC con humedad del 90%.

3) Hay un tercer punto muy importante es que los primeros meses que liberamos a servicio (junio, julio y agosto) se realizan Inseminación Artificial Tiempo Fijo (IATF) de la mayoría de los animales. Lo que nos permite una alta tasa de inseminación y por lo tanto una mayor tasa de preñez.

Indicadores de eficiencia reproductiva en sistemas ganaderos

Abreviaturas

Bibliografía

− Bó G.A., Cutaia L.E., Souza A.H. & Baruselli P.S. 2009. Actualización sobre protocolos de IATF en bovinos de leche utilizando dispositivos con progesterona.
− Camusso, Julio Cesar. 2020. Mejoramiento reproductivo y productivo de rodeos lecheros en la región centro norte de argentina
− Capitaine Funes A. 2005. Factores que afectan la tasa de preñez en rodeos lecheros en Argentina.
− Capitaine Funes A., Vater A. & Acosta N. 2007. Análisis reproductivo de rodeos lecheros usuarios del Dairy Comp 305.
− Frossasco G. y otros, Evaluación de distintos sistemas lecheros intensivos. INTA Manfredi.
− González-Stagnaro C., Producción y Tasa de Preñez, Facultad de Agronomía, Universidad del Zulia. Maracaibo.
− Piccardi, Mónica Belén. 2014. II Indicadores de eficiencia productiva y reproductiva en rodeos lecheros.
− Taverna M. y otros, Playón de usos múltiples (PUM). Ingreso, salida y alimentación en una misma instalación. INTA Rafaela.

Autores
M.V. María Victoria Larrateguy
M.V. Claudio Andrés Larrateguy
M.V. Claudio Daniel Larrateguy
Contacto: claudiolarrateguy@yahoo.com.ar – Tel: +54 3436232395

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat