Actualidad Destacada

Un tercer año bajo la influencia de La Niña, “objetivamente, aún no puede confirmarse”, dijo el SIBER

"Es una cuestión especulativa asegurar que vamos a una tercera primavera bajo la presencia de La Niña, esto aún no se confirma, pero el mercado lo incorpora como riesgo y esto tiene su lectura en los precios. La actividad agronómica bien puede no verse afectada", advirtieron desde el SIBER.

De acuerdo al diagnóstico climático del último período y al análisis de los principales indicadores de escala global y regional, el Sistema de Información Agrícola de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER) proyecta el siguiente comportamiento pluvial y térmico para el próximo bimestre:

1. “A favor se puede decir que gran parte del área triguera de la provincia cuenta con reservas de humedad sobradas. Los requerimientos que pueden demandar las siembras a nivel de humedad superficial, tienen alta posibilidad de ser satisfechos. El natural decrecimiento de la oferta de agua ingresando al invierno, no sería un impedimento como para lograr un buen despegue de la campaña”, destacaron.

2. Durante la campaña pasada y aun cuando durante el invierno se confirmó el rebote del segundo año de La Niña, el mes de septiembre tuvo una excelente performance pluvial. En ese sentido señalaron que “por lo pronto no hay argumentos como para especular que esta campaña vaya a ser distinta. Debemos tener en cuenta que cuando transitamos una primavera bajo un evento Niña, está claro que aumentan las chances de que den periodos secos indeseados. Sin embargo es muy poco probable anticipar desde hoy si estos períodos coincidirán con las necesidades hídricas de los cultivos”.

Cabe recordar que la campaña pasada se dio con un septiembre húmedo, octubre seco y noviembre húmedo. La floración de la fina no se vio afectada por La Niña. “De todas maneras queda claro que el enfriamiento del Pacífico Ecuatorial central con que nos acercamos al invierno, justifica los temores ante la posibilidad de que los pronósticos de invierno reediten soluciones que muestren una tercer episodio frío para ésta primavera”, dijo el SIBER.

TENDENCIAS CLIMÁTICAS

El fenómeno La Niña se mantiene presente en la cuenca del Pacífico Ecuatorial central. Sin embargo es poco eficiente o nulo el acople que el mismo tiene con la circulación atmosférica. El efecto negativo sobre las lluvias que el mismo ha tenido hay que regionalizarlo con precisión. Al analizar el trimestre que acabamos de cerrar, se detecta el mayor impacto en áreas de Paraguay, centro norte de la Mesopotamia y el NEA”, confirmaron.

Anomalía de la temperatura del Pacífico Ecuatorial del 28/03/22 al 24/042022.

Desde el punto de vista meteorológico, “vastas zonas de la región pampeana (más que nada ER, SF y BA), clasifican sus acumulados como abundantes al compararlos con las estadísticas del último trimestre. Esto no quiere decir que se hayan satisfecho las demandas agronómicas. Como siempre mencionamos, si la distribución temporal de las precipitaciones no es eficiente, esto tiene su impacto negativo en el nivel de reservas de suelos que necesitan continuidad en la oferta de agua para abastecer en forma plena a los cultivos. Sin dudas el cambio en las condiciones atmosféricas desde mediado de enero ha sido favorable, aun cuando se detectaron faltantes en febrero, compensados tardíamente en marzo y con un buen abril para ER”, indicó el SIBER.

“A lo largo del último mes se ha observado un debilitamiento del núcleo más frío cercano a Sudamérica, con aguas superficiales más frías que se sostienen en el centro de la cuenca oceánica. Por otra parte la corriente de Brasil, en el Atlántico ha comenzado a ceder, en forma temprana, frente al avance de la corriente fría de Malvinas, por lo pronto esto debería favorecer un posicionamiento del Anticiclón más hacia el sur, favoreciendo vientos del este para la franja central”, explicaron.

En cuanto a lo que se habla sobre la posibilidad de que vayamos hacia un tercer año bajo la influencia del fenómeno La Niña, “objetivamente, esto aún no puede confirmarse“, señalaron, “estamos a punto de ingresar en el trimestre que muestra la peor eficiencia de los pronósticos que proyectan el comportamiento del indicador ENSO (El Niño/LaNiña). Actualmente el fenómeno sigue presente, pero como una anomalía oceánica”.

“Esto deja condiciones de partida que, para el próximo trimestre, no son las ideales, dado que un eventual rebote hacia un enfriamiento más marcado en la primavera es más fácil de concretarse desde el escenario actual. Los pronósticos, al presente, muestran una situación pareja para el mes de septiembre entre la neutralidad y la continuidad del fenómeno La Niña. Dentro de estas circunstancias, es decir, si se mantienen cercanas estas dos posibilidades y no se define un corrimiento serio y definitivo hacia un enfriamiento marcado, los condicionamientos sobre el patrón atmosférico pueden ser muy limitados o incluso no sentirse sobre la región pampeana. En definitiva, es una cuestión especulativa asegurar que vamos a una tercera primavera bajo la presencia de La Niña, esto aún no se confirma, pero el mercado lo incorpora como riesgo y esto tiene su lectura en los precios. La actividad agronómica bien puede no verse afectada”, advirtieron desde el SIBER.

La buena frecuencia de sistemas frontales ha sido la clave de la consolidación de las lluvias en marzo y abril. Es decir son buenas señales en la circulación de escala regional. Aún cuando se den periodos de precipitaciones escasas durante diez o quince días, las mismas no se han vuelto estructurales. La alternancia entre periodos secos y con buenas lluvias que mostró abril, es un claro ejemplo de ello. Esto particularmente ha sido favorable para ER. Naturalmente ingresamos en el período en el que las precipitaciones tienden a perder milimetrajes. Los vientos del este se imponen sobre los del noreste, la carga de humedad en el aire disminuye, condición que se vuelve más severa con la llegada de las masas de aire del oeste o sudoeste, es decir, aire más frío y seco”, consideraron.

Finalmente se refirieron a los perfiles de humedad, y en cuanto a este aspecto señalaron que “están preparados para este retroceso pluvial, las recargas han sido buenas” y aclararon, “si se dan algunas precipitaciones en la segunda parte de mayo, las condiciones de humedad para las siembras y para las primeras etapas fenológicas de la fina, tienen muy buenas perspectivas de quedar cubiertas“.

 

 



DIOS EN LA TIERRA

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat