Destacada Ganaderia

Una Salud: diagnóstico para la prevención de enfermedades que afectan a los animales y las personas

Importancia del diagnóstico y control de Brucelosis y Tuberculosis bovina para la salud pública, la seguridad y la calidad alimentaria en Entre Ríos.
Compartir:

El enfoque multi y transdisciplinario Una Salud considera que la salud de las personas, de los animales y del ambiente están íntimamente relacionadas y por lo tanto deberían abordarse de manera conjunta. Así la salud pública, que es un área de incumbencia muy importante para la Medicina Veterinaria cobra un rol vital, debiendo promoverse y profundizarse la colaboración con las disciplinas de salud humana, ciencias ambientales, ciencias sociales, entre otras, con el fin de prevenir enfermedades, obtener mejores resultados en las intervenciones sanitarias y mayor eficiencia en el uso de recursos. En este marco, el profesional veterinario está capacitado para diagnosticar y controlar las enfermedades de los animales que se transmiten al humano (zoonosis).

La brucelosis y tuberculosis bovina son dos enfermedades zoonóticas, infecciosas y contagiosas producidas por bacterias del género Brucella y Mycobacteriun, de distribución mundial, presentes en bovinos de la provincia de Entre Ríos.

La provincia de Entre Ríos cuenta con una población de 1.300.000 de habitantes y un stock de ganado bovino de 4.400.000 animales.

En los bovinos la brucelosis es causada por la bacteria Brucella Abortus (B.A) que provoca abortos en la hembra, retención de placenta y fuerte disminución de la producción de leche y carne.

La infección por B. abortus en humanos sigue un patrón rural – profesional en ganaderos, veterinarios y operarios de frigoríficos (contacto o inhalación) y uno alimentario – urbano por consumo de leches y quesos provenientes de animales infectados sin pasteurizar. En Argentina, se han informado alrededor de 300 casos por año (Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud). Esta enfermedad produce graves trastornos (fiebre, dolores de cabeza, de músculos y articulaciones) generando una disminución de las capacidades de rendimiento, pudiendo agravarse con complicaciones del sistema nervioso (encefalitis, meningitis). Se producen cada año 500.000 casos nuevos de brucelosis humana en el mundo (Organización Mundial de la Salud – OMS).

La tuberculosis (TB) es una enfermedad infecciosa, crónica cuyo agente causal es la bacteria Mycobacterium del cual hay varias especies, siendo el Mycobacteriun bovis (M.B) el responsable de la enfermedad en bovinos pero que también puede afectar a cerdos, ovinos, perros, gatos, animales silvestres y al humano (zoonosis).

En los bovinos la tuberculosis penetra generalmente por vía aerógena, por lo tanto la forma clínica más común es la tuberculosis pulmonar, con afección de ganglios adyacentes y complicaciones en pulmón, riñón, hígado y bazo.

En humanos también se adquiere la tuberculosis por M.B por vía aerógena, produciendo enfermedad en aparato respiratorio. En caso que entre por vía oral y/o cutánea, la enfermedad se manifiesta como formas extrapulmonares (digestiva, ganglionar, cutánea).

La forma de control establecida para ambas enfermedades es a partir del diagnóstico en los animales y la posterior eliminación de los reaccionantes positivos, ya que son los difusores de la enfermedad. Para ello, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) mediante la resolución 115/99 y actualmente la resolución 67/2019 estableció un Plan Nacional de control y erradicación de Brucelosis y Tuberculosis en Argentina, en el cual los veterinarios cumplen un rol primordial realizando técnicas diagnósticas para detectar los bovinos infectados y eliminarlos de los rodeos, como tarea fundamental para disminuir el contagio entre animales y el hombre.

El objetivo de nuestro trabajo fue diagnosticar la presencia de brucelosis y tuberculosis bovina en establecimientos ganaderos en la provincia de Entre Ríos para lograr el saneamiento de ambas enfermedades, y poder obtener mediante el análisis de los resultados, valores de prevalencia en nuestra provincia que pueden ser útiles en el diseño e implementación de políticas públicas que busquen controlar y erradicar estas enfermedades zoonóticas y mejorar la productividad de los establecimientos.
Metodología y resultados obtenidos

El trabajo se desarrolló en la provincia de Entre Ríos desde el año 1989 hasta la fecha, en un total de 45 establecimientos productores de leche, en su mayoría, ubicados en 7 departamentos en la provincia de Entre Ríos.

La metodología utilizada para evaluar el estado sanitario de los animales fue la normativa vigente establecida por la resolución 115/99 y 67/2019 del SENASA.

Se analizaron 45 establecimientos ganaderos, en 7 departamentos de la provincia de Entre Ríos, sobre una población bovina total de 13.276 animales para brucelosis y 13.672 para tuberculosis.

Dando como resultado que el 36% de los establecimientos fueron positivos a brucelosis y tuberculosis (16). Dentro de estos establecimientos, el 0,6% de los bovinos fueron reaccionantes positivos a Brucelosis y el 0,75% de los bovinos fue positivo para tuberculosis.

Frente a estos resultados, los animales reaccionantes positivos fueron eliminados de los rodeos y así se obtuvo la Certificación Oficial de Establecimientos Libres de Brucelosis y Tuberculosis Bovina.

El porcentaje de bovinos reaccionantes a tuberculosis (0.75 %) es mayor que para brucelosis (0.6%), esto podría indicar un mayor esfuerzo para erradicar la Brucelosis, debido a programas nacionales y provinciales preexistentes y al estímulo por parte de las industrias lácteas (Decreto 6640/63).

Conclusiones

Por otro lado 0,6 % y el 0,75% de positivos a brucelosis y tuberculosis respectivamente, refleja que el tipo de programa que se implementó, con obligatoriedad de evaluar a todos los animales y eliminar los positivos es el adecuado para la Erradicación de ambas enfermedades (Programa de Erradicación cuando la prevalencia es del 0,1 al 1 % de los animales).

La importancia del saneamiento de Brucelosis y Tuberculosis Bovina en los establecimientos ganaderos de la provincia de Entre Ríos, radica en que se mejoran los índices económicos y productivos. Lo más destacado es que se corta la cadena de transmisión y la fuente de infección de ambas enfermedades para la población, por lo tanto es un tema fundamental para mejorar la salud pública de los entrerrianos y garantizar la calidad sanitaria y nutricional de los alimentos de origen bovino.

Autores:

Claudio Daniel Larrateguy
Médico Veterinario actividad privada (MP 0494)
Profesor Titular Cátedra “Producción de Bovinos para leche” en Escuela
Agrotécnica Las Delicias CGE y en Escuela Alberdi UADER.
Inscripto en el Registro Nacional de Médicos Veterinarios Privados, sección
BRUCELOSIS autorizado para el Saneamiento de Establecimientos bajo el código 01- 1824 SENASA.
Inscripto en el Registro Nacional de Médicos Veterinarios Privados, sección
TUBERCULOSIS autorizado para el Saneamiento de Establecimientos bajo el
código 02- 0940 SENASA.
Contacto: claudiolarrateguy@yahoo.com.ar
Claudio Andrés Larrateguy
Médico Veterinario actividad privada (MP 4609)
Referente en Producción de Leche
Pasante Veterinario en el tambo North Florida Holstein, Florida, USA
Veterinario de la Cooperativa Manfrey, Freyre, Argentina
María Victoria Larrateguy
Médica Veterinaria en la actividad privada (MP 1517)
Referente en Una Salud
Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat