Dios en la Tierra

Hoy se conmemora a San Etelberto de Kent

24 Febrero. Miércoles de la primera semana de Cuaresma. El santoral recuerda a la Beata Ascensión del Corazón de Jesús. San Modesto de Tréveris y San Etelberto de Kent. Un día como hoy: un Papa instituyó el calendario que se usa en casi todo el mundo y San Francisco de Asís decidió llevar una vida de pobreza.
Compartir:

Libro de Jonás 3,1-10.

La palabra del Señor fue dirigida por segunda vez a Jonás, en estos términos:
“Parte ahora mismo para Nínive, la gran ciudad, y anúnciale el mensaje que yo te indicaré”.
Jonás partió para Nínive, conforme a la palabra del Señor. Nínive era una ciudad enormemente grande: se necesitaban tres días para recorrerla.
Jonás comenzó a internarse en la ciudad y caminó durante todo un día, proclamando: “Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida”.
Los ninivitas creyeron en Dios, decretaron un ayuno y se vistieron con ropa de penitencia, desde el más grande hasta el más pequeño.
Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, este se levantó de su trono, se quitó su vestidura real, se vistió con ropa de penitencia y se sentó sobre ceniza.
Además, mandó proclamar en Nínive el siguiente anuncio: “Por decreto del rey y de sus funcionarios, ningún hombre ni animal, ni el ganado mayor ni el menor, deberán probar bocado: no pasten ni beban agua;
vístanse con ropa de penitencia hombres y animales; clamen a Dios con todas sus fuerzas y conviértase cada uno de su mala conducta y de la violencia que hay en sus manos.
Tal vez Dios se vuelva atrás y se arrepienta, y aplaque el ardor de su ira, de manera que no perezcamos”.
Al ver todo lo que los ninivitas hacían para convertirse de su mala conducta, Dios se arrepintió de las amenazas que les había hecho y no las cumplió.

Salmo 51(50),3-4.12-13.18-19.

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad,
por tu gran compasión, borra mis faltas!
¡Lávame totalmente de mi culpa
y purifícame de mi pecado!

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro,
y renueva la firmeza de mi espíritu.
No me arrojes lejos de tu presencia
ni retires de mí tu santo espíritu.

Los sacrificios no te satisfacen;
si ofrezco un holocausto, no lo aceptas:
mi sacrificio es un espíritu contrito,
tú no desprecias el corazón contrito y humillado.

Evangelio según San Lucas 11,29-32.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: “Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás.
Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonas.

Amén

Hoy se conmemora a San Etelberto de Kent

San Etelberto fue rey de Kent, territorio ubicado al sudeste de la Inglaterra medieval, hacia finales del siglo VI e inicios del VII.

Según la tradición, estuvo casado con una princesa cristiana llamada Berta, cuya piedad y amables virtudes la llevarían a la santidad. Al conocerla, el rey quedó deslumbrado. No obstante, Etelberto no conoció el cristianismo a través de ella, sino gracias al testimonio y la cercanía espiritual que San Agustín de Canterbury y sus misioneros le brindaron. Ellos habían sido enviados por el Papa San Gregorio Magno a evangelizar la Isla.

Cuando el grupo de misioneros llegó al pueblo de Thanet, en Kent, fue inmediatamente recibido por Etelberto. Agustín y sus acompañantes le dieron explicaciones sobre el porqué de su presencia, comunicando al rey cuál era el deseo del Papa. Luego de aquel encuentro, el Santo les concedió permiso para predicar en su reino, y los puso al cuidado de la iglesia de San Martín para que se establecieran en ella.

Las conversiones empezaron a multiplicarse desde aquel momento, y no pasaría mucho tiempo para que el rey y su corte recibieran el bautismo, en Pentecostés del año 597.

San Etelberto concedió permiso para la construcción de nuevas iglesias y apoyó la reconstrucción de antiguos templos y monasterios. Algunas diócesis, como la de Rochester, florecieron en santidad y se convirtieron en ejes de la cristianización de Inglaterra.

Tras 56 años de reinado, San Etelberto falleció en el año 616.

Fue sepultado en la Iglesia de San Pedro y San Pablo, donde descansan también los restos de su esposa, la reina Santa Berta.

Un día como hoy San Francisco de Asís decidió llevar una vida de pobreza

San Francisco de Asís, pintado por Cigoli.

Un día como hoy, 24 de febrero, San Francisco de Asís tomó la decisión de llevar una vida de pobreza, que con el tiempo causaría la fundación de las órdenes franciscanas.

Era el año 1208 y, según recuerda la Curia General de la Orden de Frailes Menores Capuchinos, San Francisco, durante una Misa en la hoy Basílica de Santa María de los Ángeles en Asís (Italia), “escuchó las palabras del Evangelio sobre el envío de los apóstoles y las tomó como un mensaje enviado personalmente para él”.

Se trataba del capítulo 10 del Evangelio de Mateo, en el que el Señor envía a sus apóstoles y les instruye a no llevar “oro, ni plata, ni dinero en sus bolsas, ni alforja para el camino ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón”.

De acuerdo al sitio web franciscano, San Francisco comenzó así “una vida de pobreza extrema, dedicada a los anuncios itinerantes del Evangelio, especialmente el llamado a la penitencia”.

“Él vivió de lo que le ofrecían los habitantes de Asís, a los que comenzó a pedir yendo de puerta en puerta”.

Giovanni Bernardone, nombre de nacimiento de San Francisco, ya había comenzado su conversión pocos años antes.

“Él no tenía la intención de fundar alguna nueva estructura en la Iglesia y no buscaba seguidores o compañeros. Sin embargo, después de algunos meses, ellos comenzaron a llegar a él”, explica la web franciscana.

San Francisco falleció el 3 de octubre de 1226. Dos años después, el Papa Gregorio IX lo proclamó santo.

En el encuentro que tuvo el Papa Francisco con los Representantes de los Medios de Comunicación, el sábado 16 de marzo de 2013, compartió el motivo por el cual, el Santo Padre decidió tomar el nombre de Francisco.

“El nombre ha entrado en mi corazón: Francisco de Asís. Para mí es el hombre de la pobreza, el hombre de la paz, el hombre que ama y custodia la creación”, explicó luego que el Cardenal brasileño, Claudio Hummes, le dijera “no te olvides de los pobres”, durante las elecciones.

El Papa agregó que San Francisco de Asís “es el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre… ¡Ah, cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!”.

Un día como hoy un Papa instituyó el calendario que se usa en casi todo el mundo

Un día como hoy, el 24 de febrero de 1582, el Papa Gregorio XIII anunció un nuevo calendario para reemplazar el que se usaba entonces y que ahora es de uso común en gran parte del mundo.

El calendario juliano había sido instaurado en todo el imperio romano por Julio César, en el año 46 antes de Cristo. Tenía también 12 meses y 365 días. Además, cada cuatro años se consideraba un año bisiesto.

Sin embargo, una pequeña inexactitud hizo que cada cuatro siglos se perdieran tres días. Actualmente, el calendario juliano, que aún es usado por las iglesias ortodoxas para sus fiestas religiosas, está 13 días atrás con respecto al gregoriano.

Así, Gregorio XIII emitió la bula Inter gravissimas el 24 de febrero de 1582, estableciendo el nuevo calendario que en adelante sería conocido como “gregoriano”. Este se implementó el 4 de octubre de ese mismo año en los Estados Pontificios y países católicos como España, Portugal, Francia y Polonia.

Así, el día jueves 4 de octubre de 1582 fue seguido por el viernes 15 de octubre de 1582, eliminando 10 días para subsanar el error acumulado durante siglos.

Sin embargo, países gobernados por protestantes temían que fuera una estrategia de los católicos para obligarlos a regresar a la Iglesia y demoraron en adoptar el calendario gregoriano.

Gran Bretaña y sus colonias recién lo adoptarían en 1752.

Para inicios del siglo XX, adoptaron el calendario gregoriano países como China, la Unión Soviética, Grecia, y finalmente Turquía en 1926.

Fuente: ACI

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat