Actualidad Destacada

Otro ataque a la propiedad privada, ahora en Entre Ríos

Lamentablemente esta vez le tocó a un productor entrerriano del departamento Gualeguaychú. Perdió 234 Tn de soja.
Compartir:

Desde hace días aumenta el número de casos de roturas de silobolsas en distintos lugares del país. Estos hechos violentos y de avasallamiento a la propiedad privada no tienen ninguna explicación lógica, sólo que es vandalismo y claramente se constituyen en delitos que paradójicamente suceden en medio de la cuarentena.

Los casos se replican desde hace un tiempo en Santa Fe y Córdoba principalmente, y hoy sucedió nuevamente en Entre Ríos, en departamento Gualeguaychú. Dialogamos con Mariano Moreno, administrador del campo ubicado en Palavecino, a 12 kilómetros de Gualeguaychú quien manifestó haber estado en ese campo con el equipo de trabajo el pasado miércoles hasta las 15:00 horas aproximadamente, y cuando volvieron esta mañana se encontraron con los silos totalmente destruidos, con la soja mojada por las lluvias ocurridas el jueves, lo que hace suponer que el hecho vandálico sucedió durante la noche/madrugada el miércoles 17 de junio.

Los silobolsas están ubicados en un extremo de un campo que linda con un camino interno, por lo que se infiere que los delincuentes actuaron con absoluta impunidad amparados por la oscuridad, el escaso tránsito y el poco control policial.

La denuncia fue radicada esta mañana en el División Abigeato de la Policía de Palavecino. Se perdieron 234 toneladas de soja, “de las cuales con mucho esfuerzo y suerte podrá recuperarse un 30%, estuvimos todo el día rescatando lo que se podía pero algunos granos ya comenzaron a brotarse, estimamos una pérdida del orden de los  2 millones de pesos”, explicó Moreno.

Mariano es solamente el administrador de un campo que pertenece al Consorcio de Experimentación Agrícola (CREA), allí trabajan entre 15 y 18 personas, las cuales ven amenazada la continuidad en el trabajo ante la posibilidad de que haya un recorte de personal, “la realidad es que estos hechos afectan a personas como nosotros que dependemos de un trabajo y el combo hoy no es bueno, veníamos de una campaña mala, el clima, la falta de rentabilidad, todo conlleva a un achique de personal, y nosotros somos simples trabajadores, y seremos los damnificados”, expresó con profundo dolor.

Nada justifica un hecho delictivo, menos estos sucesos llenos de odio e ideología que atentan contra la propiedad privada y la tan en boga “soberanía alimentaria”. Esperemos que la seguridad y la justicia amparen de una vez a quienes son el verdadero motor de la economía, nuestros productores.

http://

Compartir:
error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat