Agricultura Destacada

Gualeguay registra el segundo período más seco desde 1977

Soja afectada por la sequía. Marzo 2021
Ezequiel Valentinuz de la AER INTA Gualeguay INTA, Leonardo Coll y Diego Santos de la EEA INTA Paraná, hicieron un relevamiento de la situación hídrica en el suroeste de Entre Ríos y los efectos de la sequía en los cultivos.

El sur de Entre Ríos ha sido especialmente afectado por la sequía en el ciclo agrícola 2020/21. Hay zonas en las que desde mayo hasta la fecha ha llovido menos de la mitad de lo normal, afectando el rendimiento de cultivos
invernales y estivales.

La figura muestra las precipitaciones mensuales registradas por la Sociedad Rural de Gualeguay. Puede apreciarse que, con excepción de junio, todos los meses presentaron lluvias marcadamente menores respecto al promedio histórico que data de 1977. Es el segundo periodo más seco de este historial.

“La interacción entre el desarrollo del cultivo y la intensidad, duración y el momento de ocurrencia del déficit hídrico determinan sus efectos. Entre esos efectos se puede mencionar la reducción del área foliar (menor expansión foliar y senescencia prematura) y de la captación de radiación, disminución de la eficiencia de conversión de radiación en biomasa (menor tasa fotosintética), menor partición de fotoasimilados a estructuras reproductivas que afecta la fijación de granos y/o su llenado”, indicaron los profesionales del INTA.

“Todo esto puede afectar seriamente los rendimientos reduciendo la rentabilidad de los cultivos. Por ejemplo,
en Gualeguay los maíces tempranos están rindiendo entre 35 y 50 qq/ha, mientras que se observan lotes de soja de segunda prácticamente perdidos”, relevaron.

Los cultivos realizados sobre antecesor trigo, cultivos de servicio y los de fechas de siembra tardías son los más afectados.

Lote con riego

Plantas fuera y dentro del círculo de riego de un mismo lote. A la derecha con adición de 140 mm/ha han podido tolerar al menos parcialmente los efectos de la sequía.

Esta situación se presenta prácticamente en todo el dpto. Gualeguay. “Se deberá evaluar muy bien en los casos mencionados, la factibilidad de realización de cosecha del lote, estimar rinde posible, superficie afectada, y la relación costo/beneficio de realizar esta tarea. Se recomienda consultar a profesionales de la agronomía para la toma de decisión como así también evaluar la posibilidad de destinar a uso forrajero”, destacaron los profesionales del INTA.

Fotos: Ing. Agr. Ezequiel Valentinuz

 

 

error: Si reproduce información de este medio, por favor, citar la fuente
WhatsApp chat